Domingo 27 de septiembre de 2020
09/08/2020 - 10:29 | Noticias | Opinión

El Gobierno respiró en medio de una tormenta interminable

Panorama, por Ramón Indart. Por qué Martín Guzmán es hoy “el pibe maravilla”. El paquete de medidas económicas. El nuevo índice de movilidad jubilatoria. La pospandemia que no llega. La interna de Juntos por el Cambio.

Con los votos suficientes para avanzar en el Senado, en la Casa Rosada avanzan la marcha con la reforma judicial.

Martín Guzmán es hoy dentro del Gobierno “el pibe maravilla”. El ministro de Hacienda le entregó al presidente Alberto Fernández la mejor noticia desde que comenzó su gestión con el anuncio del acuerdo con los acreedores para el pago de la deuda externa. “Respiramos", respondió a este cronista un integrante del gabinete. Fue un salvavidas en medio de la tormenta. Envalentonado con la novedad, Fernández se ofreció el martes a un recorrido mediático, relanzó el PROCREAR y recibió al sector agropecuario para estudiar un plan de exportación. No solo eso, sino que hasta deslizaron que el paquete de medidas económicas se presentará en los próximos días.

El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa dejó definiciones clave. Por un lado que el Consejo Económico Social discutirá en la última etapa del 2020 la reforma tributaria. Además que “antes de fin de año” estará listo el nuevo índice de movilidad jubilatoria. ¿Y el impuesto a los grandes patrimonios por única vez? “Está enmarcado y tiene que ver con el trabajo en conjunto que el Congreso hace con el Ministro de Economía. Se tomó la decisión de trabajar en conjunto toda la reforma del sistema tributario y no aisladamente un capítulo”, definió Massa que el lunes se reunió con el Presidente en Olivos.

“Lo que estábamos enfrentando es una situación de deuda insostenible”, dijo Guzmán en conferencia de prensa. Toda la razón. Ahora se estiraron los vencimientos y el acuerdo significa un ahorro de 42.500 millones de dólares. Pero es el primer paso hacia un intento de normalización de la economía argentina. ¿Los objetivos de Casa Rosada? Los detalló el propio Fernández: desendeudamiento; acumulación de reservas; dólar competitivo; equilibrio fiscal y superávit comercial. Objetivos fundamentales, aunque muy difíciles de cumplir en un país patas para arriba. Por las dudas el jueves Federico Sturzenegger, expresidente del Banco Central durante la gestión de Mauricio Macri le envió una alerta al actual titular de la entidad, Miguel Pesce: “Espero que no cometa el mismo error que yo. Yo tenía mucha confianza en que Cambiemos iba a acomodar las cuentas fiscales y al final lo terminó haciendo sobre el final de la gestión y a la fuerza”, afirmó.

MALDITO VIRUS. Mientras el Poder Ejecutivo intenta mirar la pospandemia, la realidad lo lleva al mismo punto. O peor. Cada 24 horas hay un nuevo récord de contagios y todos nos hacemos las mismas preguntas ¿estamos ante el maldito pico de contagios? Por ahora ningún dato ofrece esa respuesta. Y la sensación es que puede seguir empeorando. El ministro de Educación Nicolás Trotta era optimista con el regreso a clases. Pero, para citar un solo ejemplo, Santiago del Estero buscaba regresar a las aulas el 18 de agosto. Un rebrote hizo que el gobernador Gerardo Zamora decidiera postergarlo para el 6 de septiembre. Sin certezas de que se pueda llevar a la práctica. ¿Volver atrás con medidas restrictivas? Nadie lo descarta. La sociedad pareciera que sí. El AMBA mira los datos y espera no llegar al colapso del sistema sanitario.

REFORMA. Con los votos suficientes para avanzar en el Senado, el gobierno avanza su marcha con la reforma judicial. A pesar del número holgado, el Frente de Todos no descarta modificaciones que planteen por lo bajo bloques minoritarios de Diputados para evitar complicaciones a la hora del poroteo en ese recinto. Tarea de Massa y Máximo Kirchner, quien tendrá que buscar la paz social con la CGT si quiere evitar problemas hacia adelante. Ahora bien, más allá de tener votos o no, una reforma judicial es un proyecto clave, que traerá consecuencias importantes dentro del Poder. ¿Tanto apuró por aprobar un proyecto que hoy no es prioridad de la agenda pública?

OPOSITORES. Decíamos cuando estrenábamos esta humilde columna que Juntos por el Cambio había guardado las ruidosas internas bajo la alfombra. Pero eso no significa que existan. Según relató el periodista Federico Mayol, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta se quejó ante la titular del PRO, Patricia Bullrich por el duro comunicado en contra de la reforma judicial: “¿Cómo pusiste mi firma?”, preguntó visiblemente molesto. “Pero si estuviste en la reunión y dijiste que sí al documento, ¿cuál es el problema de la firma?”, respondió Bullrich, igual de enfadada. Días después, entrevistada por el actor y militante Alfredo Casero dijo que dentro de JxC había “varios liderazgos”. Totalmente cierto. Tanto que hasta volvió al ruedo Elisa Carrió, quien seguramente sea otra vez candidata en 2021. ¿No se había retirado? Je.

ÚLTIMO y no menos importante. Van más de 100 días desde que desapareció. ¿Dónde está Facundo Castro? Sergio Berni, ministro de Seguridad, está en campaña. Podría hacerse la misma pregunta.