Sábado 05 de diciembre de 2020
22/10/2020 - 11:48 | Noticias | Coronavirus

Tiene 74 años y venció al coronavirus: la historia de Mirta Aranciaga, la vecina de Dolores que recibió el alta

Estuvo 17 días internada en el Hospital San Roque. Finalmente volvió a su hogar.

Mirta Aranciaga tiene 74 años.

Una de las primeras cosas que se supo sobre el coronavirus es que afecta de manera más agresiva a personas mayores. En Dolores, con 74 años, Mirta Mabel Aranciaga contrajo el virus y también atravesó por una neumonía. Su historia tiene un final feliz y hoy pudo volver a su casa.

La noticia se conoció a través de Facebook por un posteo de agradecimiento que Mirta hizo al personal del hospital y por otro de orgullo que su nieta Melanie escribió sobre su abuela.

"Y así, después de 17 días desde el contagio, y una semana de internación, salí de alta del Hospital San Roque. Con 74 años le gané al covid y al principio de neumonía. Le tengo que agradecer a todo el personal de limpieza porque todo siempre estuvo impecable, auxiliares de cocina por la comida brindada, cuerpo médico por la muy buena atención, y, SOBRE TODO, profundamente a las enfermeras que de la primera a la última me trataron con mucho amor y atención, me cuidaron, mimaron, me hicieron reír... Son estos los momentos claves en los que se nota el esfuerzo laboral y humano que le ponen estas personas. Yo habré podido mucho sola, pero claro está que no sería lo mismo sin todo este cuerpo de agentes de salud trabajando por mí. El covid no es una mentira, no es una gripe más, no es un chiste. Es real y está afectando a personas todos los días. Cuidense. YA ESTOY DE ALTA!!!, escribió y acompañó el texto con el video en el que se ve cómo la aplauden y despiden con alegría.

Su nieta Melany, con orgullo, escribió: "Y así, después de 17 días desde el contagio, y una semana de internación, mi abuela salió de alta del Hospital San Roque. Mi abu con 74 años le ganó al covid y al principio de neumonía. Justo cuando pensaba que no podía creerla más heroína y fuerte, acá, una vez más me demuestra lo equivocada que estaba. Mi abuela pudo mucho sola, pero claro está que no sería lo mismo sin todo el cuerpo de agentes de salud que la cuidó, trató y fue super atento con ella. El covid no es una mentira, no es una gripe más, no es un chiste. Es real y está afectando a personas todos los días. Cuidense. ELLA YA ESTÁ DE ALTA!!! Y yo no doy más de felicidad y orgullo. Cuando sea grande quiero ser como mi abuelaaaaaaa. Gracias a todas las BUENAS PERSONAS que le desearon lo mejor, que hicieron fuerza rezando, dando buenos deseos, estando pendientes con mensajitos. Estamos muy felices de tenerla en su casa de nuevo."