Viernes 14 de mayo de 2021
12 APR 2021 - 12:29 | Coronavirus
La segunda ola de Covid-19

Coronavirus en Mar del Plata: piden a las clínicas privadas que "pospongan toda actividad quirúrgica no urgente"

A raíz del temor a que colapse el sistema de salud, las autoridades sanitarias de la Región solicitaron que se priorice la atención de pacientes con Covid-19.

El director de la Zona Sanitaria VIII, Gastón Vargas, advirtió que “si siguen aumentando los casos, el sistema no podrá dar respuesta”.

Las autoridades de Zona Sanitaria VIII solicitaron hoy, junto a los responsables de hospitales públicos y obras sociales de Mar de Plata, que la clínicas privadas del partido de General Pueyrredon prioricen la atención de pacientes Con coronavirus.

 Esto se debe al incremento de los contagios, enmarcado en el inicio de la segunda ola, para lo cual solicitaron “posponer toda actividad quirúrgica no urgente” para ampliar la capacidad de respuesta y evitar el colapso del sistema de salud.

Actualmente, al menos el 55% de las camas de terapia intensiva de las clínicas y hospitales públicos y privados de Mar del Plata se encuentran ocupadas, por lo que se teme el desborde en el corto o mediano plazo de la capacidad del sistema, según informó La Capital.

La reunión se llevó a cabo hoy por la mañana una en las instalaciones de Zona Sanitaria con las autoridades del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), el Hospital Materno Infantil, IOMA, PAMI, el Instituto Nacional de Epidemiología (INE), el Inareps y también los responsables de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba).

Tras la reunión, se realizó una conferencia de prensa en la que el director de Zona Sanitaria, Gastón Vargas, reconoció que “se empieza a marcar el estrés del sistema de salud” y pidió a la población que “respete las medidas preventivas” porque “si siguen aumentando los casos, el sistema no podrá dar respuesta”.

La recomendación consensuada por los efectores de salud, es la “posponer toda actividad quirúrgica no urgente” para “garantizar la capacidad de respuesta” del sistema sanitario que “es finito y no hay milagros”.