Jueves 14 de noviembre de 2019
08/10/2019 - 10:33 | Noticias | Política

La crisis golpea fuerte: hay seis nuevos pobres por minuto en el país

En el primer semestre de 2019 la brecha que separa a las familias pobres de superar la línea de la pobreza trepó hasta el 39,3%. Alarma alimentaria.

La pobreza aumenta en la Argentina y ya está cerca del 40% de la población. La crisis sigue pegando fuerte a los más necesitados.

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que, entre el primer semestre de 2018 y el primer semestre de 2019, se generaron 6 nuevos pobres por minuto. De esta forma, se incorporaron a la pobreza 371 personas por hora; 8,9 mil por día; 270 mil por mes y 3,25 millones por año.

El informe, detalló que hay “un notable crecimiento de la pobreza, que consolida un promedio del 35,4%, con picos del 52,6% para niñas y niños de 0 a 14 años, y del 42,3% para jóvenes de 15 a 29 años”.

Asimismo, advirtió que, en el primer semestre de 2019 la brecha que separa a las familias pobres de superar la línea de la pobreza trepó hasta el 39,3%. “En solo dos años y medio, la brecha de ingresos promedio para salir de la pobreza creció casi 2 puntos, mientras que su paralelo en materia de indigencia aumentó 0,2 puntos”, explicó el informe que publicó Infocielo.

Lo avala el Indec

En base a datos del INDEC, remarcó que el promedio de ingresos necesario para salir de la condición de pobreza llega al 117,8% de un salario mínimo. Entre el segundo semestre de 2016 y el primer semestre de 2019, este porcentaje pasó del 70,5% al 117,8% y el salario mínimo quedó así por debajo de la línea de la pobreza.

Más adelante, señaló que, sólo en el último año, la pobreza en el Gran Buenos Aires aumentó 8,3 puntos porcentuales y generó 1.121.000 nuevos pobres.

“Se acumula 1 año y medio de caída en la actividad económica y de los ingresos de los hogares. Desde abril de 2018 las familias enfrentan la crisis, pero cuando la pérdida del poder adquisitivo es tan grande, la coyuntura económica amenaza con dejar secuelas en las familias que pueden no ser reversibles en el corto plazo”, concluyó el estudio.

ARCHIVADO EN: