Domingo 17 de noviembre de 2019
08/11/2019 - 13:20 | Noticias | Política
La economía que viene

Los vencimientos de la deuda, el gran escollo de Kicillof para enero

Si el próximo gobernador bonaerense no paga 580 millones de dólares en el primer mes de 2020, la Provincia entrará en default. Preocupación en su entorno más cercano.

Según la Universidad de Avellaneda el próximo gobierno provincial afrontará vencimientos por 10.030 millones de dólares.

Son dos los que más inquietan: uno es un bono de 260 millones de dólares con fecha de vencimiento el 17 de enero y el otro vence el 26 de enero por 277 millones de la moneda estadounidense. Ese mismo mes tendrá otros dos vencimientos menores por 26.000 euros y 24.000 dólares.

Si el gobierno de Kicillof no cumple con ese pago, la provincia entrará en default, destacó el portal La Política Online. Y en los meses posteriores, el ex ministro de Economía deberá afrontar otros pagos no menos importantes.

El futuro jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, insiste en que aún no conocen "los detalles finos de lo que nos va a quedar", aunque remarcó que Federico Salvai, el actual jefe de Gabinete, reconoció que este año habrá un déficit de unos $ 50.000 millones que podría ascender a $ 70.000 millones si la Casa Rosada no gira unos $ 20.000 millones en concepto de actualización del Fondo del Conurbano.

"Esas eran nuestras estimaciones. Nosotros veníamos diciendo entre $ 50.000 y $ 80.000 millones. Así que no vamos a estar cómodos para afrontar todos los vencimientos", aseguró Bianco a radio La Red.

La calificadora de deuda Moddy's prevé que Argentina permanecerá en recesión hasta 2020 y deberá seguir afrontando volatilidad financiera, condiciones de financiamiento ajustadas y un nivel de inflación alto y persistente.

En este contexto, la provincia de Buenos Aires deberá afrontar un mayor riesgo de default debido a su alta susceptibilidad a la volatilidad del tipo de cambio dada su alta cuota de deuda denominada en moneda extranjera; su vulnerabilidad a condiciones financieras ajustadas; y su debilitada situación fiscal como consecuencia de una menor recaudación impositiva.