Sábado 25 de enero de 2020
12/12/2019 - 17:42 | Noticias | Política

Evo Morales llegó a la Argentina y se quedará como refugiado político

El ex presidente de Bolivia arribó esta mañana a Buenos Aires procedente de Cuba. Ingresó en condición de asilado y pasará a tener estatuto de refugiado.

Evo Morales al arribar a Ezeiza. Lo escoltan su ex canciller, Daniel Catalano, y Guillermo Justo Cháves, jefe de Gabinete de la Cancillería.

El derrocado presidente boliviano Evo Morales llegó el jueves por la mañana a la Argentina procedente de Cuba, luego de su estancia en México como asilado político, informó el canciller Felipe Solá.

"Aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores y Culto.

Solá señaló que firmó en la noche del pasado miércoles los trámites para aceptarlo como "asilado" y precisó que en los próximos días solicitará su declaración como "refugiado". En su paso por Cuba, Morales se realizó chequeos médicos, publicó Ámbito.com.

Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia bajo amenaza de las fuerzas militares. El presidente Alberto Fernández considera "un golpe de Estado".

Los hijos de Morales ya se encuentran hace tres semanas en Argentina, donde fueron recibidos por el gobierno del ex presidente, Mauricio Macri, tras una gestión personal que realizó el presidente Fernández. "Evo está muy agradecido, nos dijo que se siente mejor acá que en México y no nos pidió ninguna custodia especial", reveló Solá.

El gobierno de facto de Bolivia declaró que pretende que la Argentina le impida a Evo Moralres realizar declaraciones de tono político.

"Esperemos que Argentina cumpla rigurosamente con esos principios y no ocurra como en México, donde tenía micrófono abierto, palestra abierta para hacer política", dijo la canciller de Bolivia, Karen Longaric, en una declaración difundida por la agencia EFE.

Longaric pidió expresamente al gobierno argentino que no permita que Evo Morales haga "manifestaciones ni actos políticos", que conlleven "desestabilizar" al Ejecutivo transitorio, a cargo de Jeanine Áñez.