Martes 18 de febrero de 2020
16/01/2020 - 10:22 | Noticias | Política
Salud pública

El Ministerio de Salud se comprometió a ayudar a que General Guido alcance el segundo nivel de atención sanitaria

Fue durante la reunión que el intendente Carlos Rocha mantuvo ayer con el ministro provincial Daniel Gollan. El objetivo es incorporar un sector de internación y una sala de rayos.

Rocha destacó la necesidad de General Guido de contar con una camioneta 4x4 para asistir las emergencias en Labardén.

El intendente de General Guido, Carlos Rocha, junto a Daniel Biestoli, director de salud municipal, y Jorge Sepero, asesor en la materia, presentaron sus proyectos e inquietudes a Daniel Gollan, Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, en una audiencia llevada a cabo en la sede de la cartera, ubicada en La Plata. De la reunión también participaron el Director de Redes y Regiones Sanitarias, Diego Torino y el Director Provincial de Hospitales, Juan Riera.

“Nos vamos contentos porque el ministro nos recibió muy amablemente y se comprometió a ayudarnos en nuestro objetivo principal  que es el de pasar de primer a segundo nivel de atención, incorporando un sector de internación y una sala de rayos”, destacó el jefe comunal.

Cabe destacar que el partido de General Guido, pese a ser uno de los de mayor extensión territorial y a contar con 3000 habitantes, tiene solo dos unidades sanitarias y no cuenta con una sala de internación para sus vecinas y vecinos.

“Para nosotros es muy importante tener internación porque estamos derivando hacia los municipios próximos un montón de patologías que se pueden atender en nuestro lugar”, explicó el Director de Salud, Biestoli. Y agregó: “Actualmente, un vecino de General Guido, dependiendo de la patología, tiene que desplazarse hacia Dolores, Maipú o Mar del Plata para recibir atención de alta complejidad”.

En la misma línea, Jorge Sepero detalló que ese es un proyecto prioritario, tanto para el bienestar de las y los guidenses, como para comenzar a disminuir costos operativos que actualmente decaen en el municipio. “Se dejaron de recuperar costos, no funciona el sistema de SAMO y SUMAR, el municipio se está haciendo cargo de esos costes después de una gestión que duró 28 años”, dijo Sepero.

Por último, los funcionarios explicaron que una de las unidades sanitarias está ubicada en la ciudad cabecera y la otra, a 17 kilómetros por caminos de tierra, en Labardén, un pequeño pueblo habitado por 900 vecinas y vecinos. Por lo tanto, cuando llueve, se requiere una camioneta 4x4 para poder asistir una emergencia. En ese sentido, es que plantearon la necesidad de contar con un móvil sanitario de estas características, y la posibilidad de comenzar a instalar redes para atender a través de la telemedicina.