Lunes 18 de enero de 2021
03/12/2020 - 20:49 | Noticias | Política

La pobreza subió al 44,2% y no fue mayor por las políticas de ayuda del Gobierno

Los números surgen de un informe de la UCA, donde se señala cómo afectó la pandemia la economía de los hogares. Alberto Fernández habló ante la Unión Industrial y destacó: “De la pobreza no se sale con el Estado y los planes, se sale con empresarios que inviertan y den trabajo”.

El déficit habitacional y del acceso a diferentes servicios también influye en las estadísticas.

Un nuevo informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) señala que el 34,9% de los hogares y el 44,2% de las personas se encuentran por debajo de la línea de la pobreza al cierre del tercer trimestre del año, por encima del 32,1% y 40,8% registrado en igual período de 2019.

En este contexto resultó determinante la pandemia de coronavirus y los números hubiesen sido mayores si el Estado no implementaba medidas de ayudas para enfrentar la situación.

“Bajo el escenario de crisis Covid-19, las capacidades monetarias de los hogares experimentaron un deterioro abrupto y pronunciado, con efecto regresivos sobre la pobreza y la indigencia”, señaló el informe de la UCA.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández celebró el hecho de que se sumaron “todos los argentinos” en la misión de “reconstruir un entramado social que estaba absolutamente lastimado” por la pandemia y remarcó: “De la pobreza no se sale con el auxilio de Estado a través de planes, se sale con empresarios que inviertan y den trabajo”.

El presidente habló en el cierre de la 26ta. Conferencia Industrial, organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA) y aseguró que en los últimos tres meses “la industria toda se está moviendo” y convocó a que el actual sea “un momento fundacional para hacer otro país”.

En ese marco, sostuvo que su Gobierno fue “capaz” de “capear el temporal” de la pandemia de coronavirus, al destacar que a lo largo del año pudo “reconstruirse un entramado social que estaba absolutamente quebrado y lastimado”. “Seremos recordados por la historia como la generación de la pandemia”, destacó Fernández.

 

EL INFORME DE LA UCA

Según los datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA), entre julio y octubre 34,9% de los hogares y 44,2% de las personas se encontraban bajo la línea de la pobreza, y 7,3% de los hogares y 10,1% de las personas eran indigentes, los porcentajes más altos de la década.

Al respecto, el director del Observatorio Social de la UCA, Agustín Salvia, dijo que “sin la AUH, el IFE, la Tarjeta Alimentar y el resto de los subsidios, la indigencia hubiera sido el doble y la pobreza hubiese trepado al 53%”.

Remarcó que estos guarismos son “parte de un proceso que lleva diez años de estancamiento, con tres años de caída”, entre 2018 y 2020.

Para la UCA, los nuevos pobres provienen principalmente de un grupo de hogares que, si bien en 2019 no eran pobres por ingresos, presentaban condiciones de vulnerabilidad que se manifestaban en privación en al menos una dimensión no monetaria.

“Si bien hubo mejoras durante la década, la desigualdad estructural ha aumentado, con mayores déficit y brechas en materia de inseguridad alimentaria, mala calidad del hábitat y déficit en el acceso a agua, energía, servicios de saneamiento y a una vivienda digna”, precisó la UCA.