Martes 07 de diciembre de 2021
11 FEB 2021 - 21:30 | Política

Los padres podrán justificar inasistencias laborales cuando los niños no vayan a la escuela

Así lo estableció el Ministerio de Trabajo en una resolución que será publicada en el Boletín Oficial. Se enmarca en los cambios que pueda haber respecto de la presencialidad en las aulas.

Los padres que deban quedarse con sus hijos cuando no tengan clases tendrán la inasistencia laboral justificada.

El Gobierno nacional dispuso que los trabajadores podrán justificar la inasistencia a sus lugares de trabajo cuando sus hijos no asistan a las clases presenciales.

Lo hizo a través de la modificación de una resolución del Ministerio de Trabajo, a través de la que se dispuso a partir del ciclo lectivo 2021 en cada jurisdicción se justificará la inasistencia de uno de los progenitores o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar sea indispensable para el cuidado de niños o adolescentes.

Según la resolución ministerial, esa justificación será considerada los días en los que no concurran a clases presenciales en el establecimiento educativo o los que asistan con jornada presencial reducida y no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual.

“La persona alcanzada por esa justificación deberá notificar esa circunstancia a su empleador y, para permitir el adecuado control, tendrá que completar una declaración jurada que contenga los datos del niño o adolescente, el grado o año que cursa, los datos del establecimiento educativo al que concurre y el régimen de presencialidad dispuesto en esa institución”, puntualizó la resolución que se publicará este viernes en el Boletín Oficial.

Además, deberá declarar que su presencia en el hogar es indispensable para el cuidado del niño o adolescente y los días en los que no concurran a clases presenciales o no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo.

Al explicar la modificación al régimen de licencias, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, sostuvo que “se asiste a un fenómeno del medioevo en pleno siglo XXI” y que “la pandemia de coronavirus complicó todo”, además de remarcar que la medida renovó “la justificación de la inasistencia, aunque con la diferencia que las provincias tendrán sus propias modalidades”.

El ministro añadió que “no se solicitará ninguna certificación especial o que la expida el colegio, porque es el principio de buena fe el que rige todo acuerdo entre las partes”, y concluyó que, por ello, la cartera de Trabajo solo solicitará “una declaración”.