Lunes 19 de abril de 2021
02/03/2021 - 19:07 | Noticias | Política

Dolores: la causa judicial por espionaje ilegal ya tiene nuevo Juez

Ramos Padilla, el juez que investigó desde el principio el denominado caso D’Alessio, juró el viernes como flamante titular del juzgado federal de La Plata que tiene competencia electoral en la Provincia de Buenos Aires.

El juez Alejo Ramos Padilla dejó el caso D’alessio con 32 personas procesadas.

La causa que investiga los mecanismos de espionaje ilegal desplegados durante el gobierno de Mauricio Macri cambió de juez luego de que Alejo Ramos Padilla dejara su puesto en el juzgado de Dolores.

Ramos Padilla, el juez que investigó desde el principio el denominado caso D´Alessio, juró el viernes como flamante titular del juzgado federal de La Plata que tiene competencia electoral en la Provincia de Buenos Aires

Por ese motivo, la Cámara Federal de Mar de Plata ya designó al juez federal de Azul, Martín Bava, para subrogar el juzgado de Dolores.

Ramos Padilla dejó el caso D’alessio, que será continuado por quien lo reemplace en el cargo, con 32 personas procesadas y más de 70 operaciones investigadas, sin contar las maniobras realizadas desde las bases AMBA donde, según su última resolución, más de 90 espías se abocaron únicamente a realizar espionaje político.

El caso D’alessio es el que se inició con la denuncia del empresario Pedro Etchebest contra el falso abogado Marcelo D’alessio, al que acusó de extorsionarlo para sacarle plata para evitarle quedar involucrado en la causa de los cuadernos en la que intervino el fiscal, Carlos Stornelli, con el cual el imputado había formado un vínculo.

Entre las conclusiones que surgen del expediente que tramitó Ramos Padilla, la más trascendente es que la banda que integró D’alessio -y que incluyó miembros de la AFI, funcionarios judiciales, empresarios y contactos periodísticos y políticos- funcionó como una organización paraestatal dedicada al espionaje y la extorsión, que en muchas ocasiones reportó sus acciones a la AFI que encabezaban Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Antes de concluir su tarea en Dolores, el jueves último, el juez Ramos Padilla les envió a sus colegas que tramitan causas sobre inteligencia prohibida la propuesta de hacer confluir todo los expedientes en una megacausa que permita realizar un solo juicio oral y público.

La lógica de esa propuesta tiene que ver con que, según el magistrado, todas las causas muestran un mismo modus operandi, actores similares y el mismo destino de la información.