Miércoles 20 de octubre de 2021
02 JUN 2021 - 09:02 | Política
Daniel Arroyo admitió que determinados segmentos de la sociedad "requieren ayuda" en medio del agravamiento de la pandemia.

El Gobierno analiza quitar el IVA a la Tarjeta Alimentar y el pago de un nuevo IFE

Dentro de las últimas medidas tomadas por el Gobierno para mitigar los efectos de la crisis se encontró la ampliación de la tarjeta, con lo que ahora alcanza a casi dos millones y medio de familias, en lugar de 1,5 millones.

El Gobierno analiza diferentes medidas de asistencia ante la segunda ola de coronavirus y no rechaza poner en marcha una nueva edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), por entender que la situación es "crítica", dijo hoy el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

En ese marco, se trabaja también en la quita del IVA para compras realizadas con la Tarjeta Alimentar.

El funcionario admitió que determinados segmentos de la sociedad "requieren ayuda" en medio del agravamiento de la pandemia.

Sin embargo, Arroyo ahora manifestó que el Gobierno "evalúa permanentemente la situación de las 9 millones de personas" que recibieron el IFE durante el año pasado y consideró que de ese total, "hay 3 millones con muchas dificultades" porque se quedaron sin empleo o tienen menos trabajo que antes de la llegada de coronavirus, como en los casos del trabajo doméstico o la jardinería.

Reconoció que hay una parte de la población que está "realmente con dificultades para recuperar pate de la actividad económica que tenían".

"Está todo en análisis. No hay ninguna medida que sea descartada", insistió Arroyo en declaraciones radiales, mientras remarcó que su gestión analiza "todas las alternativas sobre la emergencia alimentaria".

Con relación a la Tarjeta Alimentar, anticipó que "se está definiendo técnicamente" la próxima medida para su utilización, al señalar que "la idea es que la persona que compra leche, carne y frutas tenga una quita de IVA".

Para el funcionario, la suba de los precios de los alimentos "sigue siendo central", por lo que apuntó a "las dificultades que aún con trabajo e ingresos" se manifiestan a la hora de adquirir la canasta básica.

Dentro de las últimas medidas tomadas por el Gobierno para mitigar los efectos de la crisis se encontró la ampliación de la tarjeta, con lo que ahora alcanza a casi dos millones y medio de familias, en lugar de 1,5 millones.

El monto de la tarjeta es en la actualidad de 6.000 pesos para madres con un hijo; 9.000 pesos para dos hijos; y 12.000 para tres o más hijos.