Viernes 18 de septiembre de 2020
13/11/2018 - 21:22 | Noticias | Sociedad

Dolor en Tandil: cerró la Metalúrgica y cien trabajadores quedaron en la calle

Renault no escuchó las alternativas ofrecidas ni la resistencia de sus trabajadores, quienes tuvieron que aceptar una indemnización con la amenaza de quedarse sin nada.

El caso de la Metalúrgica Tandil se suma a los posibles cierres de las empresas Paquetá de Chivilcoy y de Siam, en Avellaneda.

No alcanzó con la toma pacífica de sus trabajadores, ni tampoco con el plan de reconversión que algunos ex gerentes habían presentado a la empresa Renault: la Metalúrgica Tandil cerró sus puertas para siempre y cien trabajadores debieron aceptar a la fuerza una indemnización a modo de despido.

La histórica fábrica local selló su final luego de que ayer se concretara un acuerdo en el Ministerio de Trabajo bonaerense en el que participaron el gerente local de Metalúrgica Tandil, Gabriel Raffa; el director de Recursos Humanos de Renault, Ludovico Martín; el titular de la UOM local, Carlos Romano; y el jefe de Gabinete del municipio, Julio Elichiribehety.

Allí, los trabajadores tuvieron que aceptar lo que proponía la empresa multinacional, amenazados con despedirlos sin el cobro de lo acordado.

El mismo consistió en una indemnización del 110 por ciento, más un plus de tres salarios y algunos otros beneficios relacionados a la cobertura médica. Sin embargo, desde la Unión Obrera Metalúrgica castigaron la postura del intendente Miguel Lunghi (Cambiemos), considerando que “no hizo el máximo esfuerzo” para evitar el cierre de la empresa.

“El Intendente no hizo el máximo esfuerzo por proteger a esta empresa. Necesitábamos del poder político para llegar al presidente Mauricio Macri y conservar las fuentes de trabajo, por lo que es la empresa y lo que significa. No tuvimos el respaldo que precisábamos”, apuntó Carlos Romano, titular de la UOM, según publicó el portal Not1cias Las Flores.

El cierre de la Metalúrgica dibujará otra tragedia laboral en la provincia, que por estos días también cuenta con la angustiante situación vivida en Chivilcoy, en donde la empresa de calzado Paquetá podría dejar en la calle a cerca de 600 trabajadores.

El pasado 12 de octubre, los operarios de la Metalúrgica de Tandil habían tomado pacíficamente la planta en busca de una alternativa para evitar el cierre definitivo. Allí se realizaron festivales que contaron con el apoyo de gran parte de la población local.

Eso, sumado a un plan de reconversión productiva que fue elaborado por tres ex gerentes de la empresa, no fue suficiente para que Renault siguiera apostando en la ciudad.