Domingo 19 de mayo de 2019
02/01/2019 - 23:13 | Noticias | Sociedad

Fin de año salvaje en Pinamar: hubo violencia, botellazos y policías heridos

En la ciudad costera se produjeron peleas durante los festejos. El saldo: nueve detenidos y dos policías heridos. Mirá el video.

El fin de año estuvo agitado en la playa de Pinamar con algunas peleas, vecinos detenidos y policías heridos (foto: Noticias).

Cuenta el periodista Juan Luis González, de Noticias, que la última noche de 2018 arrancó en Pinamar como todos los años anteriores. Fiesta en la playa, música, tragos, pirotecnia -a pesar de que está prohibida en la ciudad costera-, y precios excesivos -en un balneario famoso se llegó a pagar $2.000 la entrada y $300 una lata de cerveza-.

La presencia de 60 efectivos policiales en la intersección de Bunge y Avenida del Mar no dejaban olvidar una postal clásica de fin de año, que alrededor de las seis de la mañana se concretó: hubo incidentes que terminaron con nueve detenidos y dos policías heridos.

Alrededor de las seis de la mañana, cuando la mayoría de los turistas estaban terminando de desconcentrar, un grupo comenzó a arrojar botellas y piedras al personal policial. Uno de esos proyectiles alcanzó a la oficial Gimena Saavedra (en la boca y en la frente), que perdió el conocimiento, y también al teniente Rubén Darío Méndez, en la pierna. Ambos terminaron hospitalizados.

La reacción policial no se hizo esperar: avanzaron sobre la multitud, disparando balas de goma, y detuvieron a nueve personas, todos pinamarenses, -entre los cuales hay un menor de 16 años-, de los cuales sólo queda uno demorado en la comisaría de Pinamar. La causa quedó caratulada como “atentado contra la autoridad agravado y lesiones agravadas”, e intervino la fiscalía en turno a cargo de la Doctora Verónica Zamboni.

No fue el único incidente de la noche. A las 4:15, enfrente del balneario El Dorado, un grupo de hombres empezaron una pelea. La trenza estuvo cerca de pasar a mayores: cuando uno de ellos cayó, recibió una patada en la cabeza que lo dejó sangrando y terminó hospitalizado.