Miércoles 29 de enero de 2020
23/08/2019 - 11:02 | Noticias | Sociedad

Qué dijo uno de los dos acusados de matar a golpes al jubilado

Gabriel De la Rosa declaró ante la Justicia por la muerte de Vicente Luis Ferrer, el jubilado que había hurtado un aceite de oliva, un queso y dos chocolates de un supermercado Coto de San Telmo.

Ayer unos 1.000 vecinos se concentraron frente al Coto para pedir justicia por Ferrer. (Foto: Página/12)

La Justicia confirmó que la muerte del hombre de 68 años se produjo como consecuencia de “un traumatismo craneoencefálico” que le provocó un derrame cerebral. Por este hecho, están detenidos dos empleados del hipermercado ubicado sobre avenida Brasil al 500.

El abogado de De la Rosa, Alejandro Broitman, dijo a Télam que su cliente reconoció en su declaración que por miedo a perder su trabajo retuvo a Vicente Ferrer cuando advirtió que se iba del comercio sin pagar con algunos productos entre sus ropas, pero negó haberlo golpeado.

“Lo llamó para que frene, el hombre hizo caso omiso y siguió caminando. Mi cliente lo siguió hasta la vereda y ahí lo retuvo de un brazo para que devuelva la mercadería”, relató Broitman en declaraciones reproducidas por Radio Mitre.

Además, según la versión del vigilador, Ferrer empezó a forcejear y por eso se sumó Chávez, el jefe de De la Rosa, quien le ordenó que fuera a buscar a los policías que se encontraban de consigna a pocos metros de ese lugar. Para cuando volvió con los efectivos la víctima ya estaba en el suelo.