Jueves 26 de noviembre de 2020
24/09/2019 - 09:23 | Noticias | Sociedad

Por qué el 24 de septiembre es el Día del Colectivero en Argentina

Ese día, pero de 1928, se realizó el primer viaje colectivo rentado. Surgió como una respuesta a la crisis económica de esos años y a partir de la idea de un grupo de taxistas.

Los primeros viajes eran desde Flores hasta Caballito, Plaza Once y Plaza de Mayo, siempre por Av. Rivadavia.

Este conjunto de choferes se reunía en un café de Lacarra y Rivadavia, en el barrio porteño de Flores, consideró que realizar viajes colectivos podía servir para paliar la falta de pasajeros causada por la delicada situación económica que afectaba a  la Argentina. Y no se equivocaron.

José García Alvarez, Rogelio Fernández, Pedro Etchegaray, Manuel Pazos, Felipe Quintana, Antonio González y Lorenzo Porte eran los nombres de los precursores gracias a quienes hoy los colectiveros tienen su día, informó el portal de periodismo popular Notas.

Ese grupo, que según cuentan algunas versiones estuvo asesorado por el anarquista Diego Abad de Santillán, inició un camino que puso en marcha el desarrollo del transporte público más utilizado en Argentina.

Si bien no hay dudas que todo comenzó un 24 de septiembre, existen distintas miradas sobre los primeros viajes realizados. Hay quienes afirman que a razón de 10 centavos por pasajero iban hasta Flores y por 20 centavos hasta Caballito. Otras investigaciones aseguran que los viajes ofrecidos eran a Plaza Once por 10 centavos, y como el negocio dio resultado se extendieron hasta Plaza de Mayo por 20 centavos.

El éxito de la iniciativa hizo que este medio de transporte se propague rápidamente por otros puntos de la Ciudad y luego fuera adoptado por otras provincias y países, claro.

Con el tiempo fueron cambiando su fisonomía. Al principio eran autos a los que subían varios pasajeros a la vez, luego modificaron la pintura tradicional de los taxis por otros colores y agregaron inscripciones con los nombres de las cooperativas que se formaban y ofrecían viajes en recorridos fijos.

Luego, directamente se transformó el tipo de vehículo para poder trasladar más personas y así abaratar los costos del transporte. A lo largo del siglo XX, fue ganando terreno y reemplazando a los mucho más económicos y seguros tranvías.