Miércoles 20 de noviembre de 2019
19/10/2019 - 15:02 | Noticias | Sociedad

Murieron más de 3000 ovejas tras un brusco cambio de temperatura

Los animales habían sido esquilados días antes. Ocurrió en un campo del departamento correntino de Curuzú Cuatiá.

El secretario de Agricultura y Ganadería estimó la pérdida en 15 millones de pesos.

Unas 3500 ovejas murieron en campos del departamento correntino de Curuzú Cuatiá tras un brusco cambio en las condiciones climáticas después de haber sido esquiladas.

El ministerio de Producción de la provincia convocará a la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria para avanzar en la disposición de medidas para atender las pérdidas que sufrieron los productores.

Voceros del gobierno del radical Gustavo Valdés dijeron a la prensa local que establecieron contactos con la administración nacional de Mauricio Macri para viabilizar mecanismos de ayuda a los productores a través de la Ley Ovina.

El secretario de Ganadería y Agricultura, Manuel García Olano, dijo  que "tras esquilar los animales por los 40º registrados, con el brusco cambio climático murieron unas 5.000 ovejas", según el relevamiento realizado por la gestión provincial.

El funcionario precisó que la dramática situación se registró en diez establecimientos, de medianos y grandes productores ubicados en el departamento de Curuzú Cuatiá, unos 320 kilómetros al sureste de la capital provincial.