Jueves 04 de junio de 2020
21/01/2020 - 15:45 | Noticias | Sociedad
Conmoción en la Costa Atlántica

El pedido de justicia por el asesinato de Fernando reunió a cientos de personas frente a Le Brique

Turistas y vecinos acompañaron la iniciativa propuesta por una habitante de Villa Gesell. Durante la manifestación la chica que asistió a Báez Sosa leyó una carta firmada por familiares, amigos y conocidos de la víctima.

La concentración contó con las presencias de Gabriela Carignano, secretaria de Gobierno local, y Marta Zuloaga, presidenta del HCD. (Foto: Sector Informativo)

Más de 600 personas se acercaron ayer por la noche a la puerta del boliche Le Brique (avenida 3 entre avenida Buenos Aires y paseo 102) para realizar una sentada pacífica por el asesinato de Fernando Báez Sosa, joven de 19 años, quien fue asesinado a golpes por un grupo de jóvenes que juegan al rugby en  Zárate.

Convocada por la vecina y abogada Gabriela Covelli, la iniciativa surgió en Facebook, como una manera de reclamar justicia por el joven asesinado. Y como era previsible, la acción tuvo gran convocatoria.

La marcha tuvo algunos oradores: Virginia, una joven de 17 años que le realizó reanimación cardiopulmonar (RCP) a Fernando y que vivió cara a cara los momentos previos al fallecimiento, la propia Covelli, quien intentó alzar la causa y lucha para que haya justicia, y algunos vecinos que manifestaron su indignación por la situación.

A través de un micrófono, Virginia pidió por el cese de las violencias a la salida de los boliches y remarcó la importancia de hacer el curso de RCP. Luego, la joven leyó una carta firmada por “familiares, amigos y conocidos” del joven asesinado”.

Una de las vecinas que convocó a la marcha pidió a la intendencia que decrete “un día de duelo” a raíz de lo ocurrido, algo que el jefe comunal asimiló al disponer hoy 48 horas de duelo municipal. Después hubo un minuto de silencio y finalmente los manifestantes colocaron las velas encendidas sobre las escalinatas del boliche.

Durante la concentración se exigió un replanteo en materia de nocturnidad y seguridad, fundamentalmente a la salida de los boliches. Según consignó el portal Sector Informativo, se habló de un cambio en el protocolo de seguridad y evacuación de las discotecas pero no mucho más. La idea, bien concebida, fue diagramar una charla pacífica que obligue a buscar un cambio de paradigma, un modelo que funcione y deje de matar a nuestros chicos.

La concentración terminó luego de una hora y media de manifestación, con el armado de un pequeño santuario con velas en las escaleras de ingreso al boliche, aquel establecimiento bailable que abrió sus puertas "como si nada hubiese pasado" la misma noche del brutal asesinato y que ayer fue duramente criticado por todos los presentes.

Qué dice la carta firma por “familiares, amigos y conocidos”
"Fernando es una de las personas más hermosas que conocimos y desafortunadamente, por culpa de otros que no saben sobre el significado de diversión, todo terminó en tragedia. Él siempre buscó hacer el bien al resto, nunca fue violento. No fue una pelea ni enfrentamiento: lo fueron a matar.
Fer siempre demostró cariño, compasión, humildad y todos aquellos los valores que se le pueden ocurrir a cualquiera, sin excepción alguna.
Fue un ejemplo de superación para todos nosotros, y nos transmitió muchísimo en todo el tiempo que estuvimos junto a él.
Va a estar siempre con nosotros en cada nueva etapa, y lo más importante es que lo vamos a tener cerca, sin nunca, nunca olvidarte.
Hermanito, te amamos hoy y siempre. Gracias por todo a vos y a todos los que están y estuvieron acompañándonos sin excluir a nadie por su apoyo y esfuerzo que hace”.