Martes 19 de octubre de 2021
23 JAN 2020 - 10:14 | Sociedad

Kuyén busca renovar su brillo en el Carnaval del Sol

Natalia Gelmini, coordinadora de la comparsa del Club Independiente, apuesta al proyecto que, además de lo artístico, se transforma en una actividad generadora de trabajo para la ciudad.

Kuyén busca renovar su brillo en el Carnaval del Sol.

El 1 de febrero está cerca. Ese día comenzará la tercera edición del Carnaval del Sol en Dolores y ya todas las agrupaciones que participarán del desfile ultiman detalles de trajes, tocados y espaldares.
En la sede del club Independiente de la calle Rivadavia, la gente de Kuyén, ganadora del último certamen, pese al tremendo calor que enero desata sobre la ciudad, trabaja con fervor para estar a punto para su nueva pasada.
“El taller funciona todo el año”, explica Natalia Gelmini, coordinadora de la comparsa. “Empezamos en abril a preparar la temática del nuevo carnaval y ahora estamos ultimando los detalles, emplumando y terminando algunas decoraciones pero ya casi estamos listos”.
La temática de este año será “el rojo dragón que hace bailar la vida”, un título por demás sugestivo que convoca múltiples asociaciones. “Vamos a estar representados por un dragón que además es un pintor. Y en cada personaje algo va a terminar recordando al rojo”. Esas asociaciones tendrán que ver con el amor, la lujuria, la ira.
El impacto de la crisis
El carnaval no es ajeno a todo lo sucedido en el país. En abril se hicieron proyecciones que luego las sucesivas devaluaciones impidieron mantener. De acuerdo entre los tres clubes que llevan adelante el carnaval, se decidió entonces adecuar los requisitos: de 150 integrantes que se exigían el año pasado se bajó a 120 así como también se desfilará con una carroza y un módulo de apertura. 
“Todos los clubes estuvimos de acuerdo en ajustarnos el cinturón y seguir apostando al proyecto con el mínimo aporte que pueda dar la municipalidad y lo que puedan aportar los clubres”, explicó Gelmini. 
“Una carroza lleva 1,5 millón de pesos, y creímos que ese dinero no debíamos aportarlo ahora y ver si el año que viene volvemos a tener dos carrozas”, indicó.
La reina de Kuyén será Abril Magnaterra y la pasista volverá a ser Johana Martínez, que es el tercer año que participa en Kuyén y el año pasado obtuvo el premio mayor en su rubro.
Gelmini insiste en que el Carnaval, también, es una fuente de ingresos, una industria que implica trabajo para una gran cantidad de gente. “Entre los tres clubes tenemos 300 personas trabajando simultáneamente. “Nos da trabajo, nos permite dar trabajo a otras personas, y la actividad del club crece durante todo el año, porque estamos trabajando en esto todo el tiempo y eso atrae otras personas”, concluyó.