Jueves 30 de junio de 2022
11 NOV 2020 - 12:40 | Sociedad
Policiales

Trágico accidente laboral: tres trabajadores murieron asfixiados mientras limpiaban un silo de girasol

El accidente se produjo en Junín, cuando se derrumbó una de las paredes del silo que uno de ellos estaba limpiando y la rejilla del mismo lo “chupó”; los otros dos fallecieron al tratar de socorrerlo.

Fuentes allegadas a La Verdad señalaron que las víctimas no eran empleados de COFCO, sino que estaban contratadas para la limpieza de silos de la empresa. (Foto: Diego Gueli)


Tres trabajadores que limpiaban un silo de girasol en la planta Saforcada de la empresa COFCO ubicada en el partido bonaerense de Junín murieron ayer por la mañana tras un trágico accidente laboral.

Gerardo Ariel Soloa, Gabriel Alberto Suárez (ambos juninenses) y Diego Omar Caminero (santafesino) murieron luego de que se derrumbase una de las paredes del silo que limpiaban y la rejilla del mismo los “chupase”, según la información publicada por el diario La Verdad de Junín.

A los pocos minutos del arribo de la primera ambulancia a la planta conocida como ex Nidera, ubicada a la vera de la ruta nacional 7, se confirmó la muerte de dos de los tres trabajadores. Instantes después, a media mañana, se conoció la noticia del tercer fallecido.

Eduardo Donatelli, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Junín, señaló a La Verdad que “accidentes así no pueden pasar, es un hecho lamentable”. Consternado, el dirigente gremial recordó que “habíamos tenido acontecimientos similares tiempo atrás, pero sin víctimas, esta vez lamentablemente ocurrió esto”.

“Lo que pasó es un atrapamiento por semillas. Una de las personas quedó atrapada, las otras dos fueron a socorrerla y ahora estamos hablando de lo que estamos hablando. Se trata de minimizar riesgos siempre, pero si las medidas de seguridad fallan puede pasar esto…”, relató Donatelli.

El atrapamiento de granos ocurre cuando una persona se hunde en un silo de granos inestable que se derrumba sobre sí mismo, atrapando al individuo dentro. Una vez que la víctima está completamente enterrada debajo del grano, lo que a menudo provoca la muerte por asfixia.

“La tarea que desempeñaban estos trabajadores son propias de la actividad. Se dio una falla de seguridad más el error humano y todo terminó como terminó. Estamos todos muy golpeados por esta situación”, agregó.

Dos de los trabajadores fallecidos (Soloa y Suárez) prestaban servicios por el convenio de aceiteros, mientras que Caminero era el jefe de Supervisión del trabajo y oriundo de San Lorenzo, Santa Fe.