Viernes 28 de enero de 2022
18 DEC 2020 - 14:05 | Sociedad

Todos esperan el aguinaldo en estas fechas pero cuál es el significado de esta palabra

Las palabras mutan no sólo en sus letras sino también en sus significados. La historia del origen del término "aguinaldo".

Cada mitad de año y a fines de año todos esperamos el aguinaldo. Pero de dónde proviene el término de este Sueldo Anual Complementario (SAC).

No es unánime de donde viene el término aguinaldo. Los más formales dicen que viene del latín "hoc in anno" o "en este año".

Si se busca en Wikipedia parece como si la definición la hubieran escrito los dueños de las empresas dentro de una confabulación mundial porque dice: "Aguinaldo es el regalo de Navidad, y también los regalos que se dan en cualquier ocasión a cualquier persona.

Existe la costumbre de dar un aguinaldo a los trabajadores en época navideña, en especie (cesta de Navidad) o en dinero. Tiene consideración de una remuneración voluntaria (equivalente a una propina); aunque su arraigada costumbre ha conducido en algunos casos a ser considerada como un derecho adquirido".

La versión más de película de la etimología (y la más atrayente, por supuesto) cuenta que viene del francés antiguo cuya frase para decir "Felíz año Nuevo" era "Au gui l'an neuf" que traducido sería "Muérdago del año nuevo", y su origen sería porque el muérdago (otro rito en vías de extinción en nuestro país), es una planta que dicen que da buena suerte, y solía llevarse junto a los regalos para las fiestas para ser colocada en la puerta de ingreso a la casa.

Los celtas realizaban reuniones con bailes, cantos y regalos. Intercambiaban presentes en celebraciones llevadas a cabo por los druidas que eran sacerdotes de su credo.

El típico obsequio eran frutos acompañados por hojas de muérdago, la planta sagrada, que llamaban "gui". Luego, los franceses usaron esta expresión: "Au gui de l'an neuf" ("Muérdago del año nuevo") que gritaban al correr por las calles de los pueblos.

Así nació el término "guillaneu" que se le dio a la clásica canasta con frutos. Esta palabra al traducirse al español mutó bajo la forma de aguilando (ojo, no está mal escrito, era "aguilando").

Los aguilanderos eran quienes recorrían las casas, cantaban villancicos de Navidad en las puertas para ser recompensados con un aguilando que, en un principio, era un obsequio simbólico; pero con el tiempo se transformó en un plato de comida, o un vaso de vino, o una canasta con frutas y otros comestibles.

Y por esas cosas de la vida y el lenguaje (al que de a ratos le agarra dislexia), lo que era Aguilando se convirtió en Aguinaldo.

ARCHIVADO EN: