Sábado 19 de junio de 2021
07 APR 2021 - 17:04 | Sociedad

Crimen de Fernando Báez Sosa: sobreseyeron a Alejo Milanesi y confirmaron el juicio a los otros rugbiers

Lo definió la Cámara de Apelación de Dolores. Los otros ocho acusados se encuentran detenidos en La Plata a la espera del proceso judicial.

Fernando Baéz Sosa fue asesinado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell.

La Cámara de Apelaciones de Dolores sobreseyó a Alejo Milanesi (19), uno de los imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, cometido en Villa Gesell en enero de 2020 y confirmó que los otros ocho rugbiers acusados por el crimen continuarán en prisión a la espera del juicio oral, tras rechazar una serie de nulidades que habían sido planteadas por la defensa.

Así lo determinaron los jueces Fernando Sotelo, Susana Miriam Darling Yaltone y Luis Felipe Defelitto, tras una votación que terminó con dos votos a favor del sobreseimiento y uno en contra.

El 10 de febrero del 2020, Milanesi había quedado en libertad junto a Juan Pedro Guarino (19). En ese momento, Fernando Burlando, abogado de la familia Báez Sosa, había solicitado que igualmente se lo llevara a juicio junto a los imputados, algo que fue aceptado por el juez de Garantías David Mancinelli.

Finalmente, este miércoles, la Cámara de Dolores revocó la decisión del juez y lo sobreseyó definitivamente, dado que la fiscal que investiga la causa había considerado que no hay pruebas en contra ni de Milanesi ni de Guarino, quien ya había sido sobreseído.

De este modo Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21), quienes cumplen prisión preventiva en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero, serán juzgados por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, con prisión perpetua como pena posible.

Los acusados renunciaron su derecho a un juicio por jurados. Su defensa, a cargo del abogado Hugo Tomei, planteó el escenario de un linchamiento mediático y una condena de antemano. Enfrentarán, entonces, a un tribunal colegiado en Dolores con fecha a definir.

Según consta en el pedido de elevación a juicio de 343 páginas, el asesinato de Fernando Báez Sosa estuvo planeado y hubo una división de roles para atacar a traición.

Una vez en la calle, para ejecutar el plan, los ocho rugbiers se dividieron: cinco de ellos (Máximo Pablo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Franco Benicelli y Blas Cinalli) fueron a buscar a Fernando, “lo tomaron desprevenido y de espaldas” y “comenzaron a golpearlo en distintas partes del cuerpo”.

Cuando el joven de 18 años cae al piso, y “aprovechándose aún más de esa situación de indefensión”, proceden a darle un golpe brutal, una patada que le provocó su deceso en forma casi inmediata, al causarle “un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo de cráneo”, relató en febrero a Infobae el fiscal general de Dolores, Diego Escoda.

Horas después de la muerte del joven estudiante de Derecho, que vivía en la Ciudad de Buenos Aires y había viajado a la Costa Atlántica a pasar unos días de vacaciones, la Policía detuvo a 10 rugbiers de Zárate que habían alquilado una casa a pocas cuadras de la escena del crimen.

Dos de ellos, Milanesi y Guarino, finalmente fueron liberados, los otros ocho enfrentarán al juicio oral.