Martes 19 de octubre de 2021
23 AUG 2021 - 16:41 | Sociedad

San Clemente del Tuyú: regresaron al mar un lobo marino que había aparecido en un arroyo de Tigre

El animal había sido encontrado desnutrido y deshidratado. Fue rehabilitado en la Fundación Mundo Marino y devuelto al mar en el Partido de La Costa.

El 30 de julio, el lobo marino arribó a las instalaciones de la Fundación Mundo Marino para avanzar en el proceso de rehabilitación y finalmente pudo regresar al mar.

Un lobo marino encontrado en julio en un arroyo de Tigre regresó al mar en las playas de San Clemente del Tuyú, luego de ser rehabilitado durante tres semanas por un cuadro de deshidratación y desnutrición.

El ejemplar juvenil de la especie de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) había sido rescatado cerca de un arroyo en la localidad bonaerense de General Pacheco.

En primera instancia, el animal fue rescatado por Defensa Civil en la intersección de la calle Talan Talan y un arroyo, en la localidad de General Pacheco.

De allí, fue trasladado a la Fundación Temaikén, donde se lo estabilizó, antes de ser derivado a la Fundación Mundo Marino a través del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

“Junto a los veterinarios y los cuidadores constatamos que el animal estaba bajo de peso, débil y deshidratado. Por lo cual, lo primero que hicimos fue estabilizarlo a través de la hidratación y alojarlo en un ambiente con las condiciones de temperatura y confort adecuados”, explicó Cristian Gillet, responsable del Centro de Rescate de la Fundación Temaikén.

“Luego comenzamos progresivamente a ofrecerle alimento para que recobre fuerzas y peso. Una vez estabilizado, se avanzó en el proceso de derivación a través de una caja transportadora especial para estos animales que les asegura una adecuada ventilación y comodidad para un viaje de más 300 kilómetros”, agregó.

El 30 de julio, el lobo marino arribó a las instalaciones de la Fundación Mundo Marino para continuar el proceso de rehabilitación, donde se le tomaron muestras de sangre tanto al ingreso como antes de darle el alta médico veterinaria.

“A los pocos días de llegar, el animal comenzó a comer pescado por sus propios medios y pudo recuperar progresivamente el peso adecuado a su etapa etaria”, describió Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del centro de rescate de la entidad.

“El primer paso siempre es la hidratación, porque ellos metabolizan el agua a través del pescado que ingieren. Por eso en estos casos, la desnutrición viene acompañada de deshidratación, hipotermia y anemia”, añadió.

Respecto al motivo por el cual este animal apareció en ese lugar, Rodríguez Heredia aclaró: “Muy posiblemente, este lobo sea originario de las colonias de esta especie que se encuentran en las islas frente a Uruguay. Ellos incursionan tanto en el estuario del Río de la Plata como en aguas de la Bahía Samborombón, por la gran oferta de alimento que encuentran. En ese merodear en búsqueda de alimento es probable que haya ingresado a través del Delta del Paraná, en el Tigre”.