Viernes 28 de enero de 2022
05 NOV 2021 - 16:55 | Sociedad

Se realizó la apertura de la Final de los Juegos Bonaerenses en Mar del Plata

El acto fue encabezado por el Gobernador, Axel Kicillof, quien destacó la importancia de poder hacerlo presencial. Unos 10.000 chicos y chicas participan del evento.

La Final de los Juegos Bonaerenses convocó a 10 mil jóvenes de toda la provincia.

El gobernador Axel Kicillof inauguró este viernes en Mar del Plata la 30° edición de los Juegos Bonaerenses, el tradicional evento deportivo y cultural que este año convoca a 10.000 participantes de todos los municipios de la provincia, y aseguró que “era un sueño poder hacerla presencial, mirándonos las caras y compartiendo un rato”.

“Es muy importante que después de una situación tan difícil, en la Provincia conseguimos las vacunas y como están vacunados pudimos volver a hacer lo que queríamos hacer”, destacó Kicillof en su breve discurso.

El gobernador además mencionó que esta nueva edición se logró realizar de forma presencial por “el esfuerzo inmenso del pueblo de la Provincia y de los jóvenes, que tan difícil les resultó” la pandemia de coronavirus. “Siempre estaban para dar una mano y para ayudar”, deslizó.

“Cuenten siempre con la provincia de Buenos Aires. La provincia de Buenos Aires está para los pibes y para las pibas”, cerró Kicillof.

Luego, el mandatario calificó como “una verdadera fiesta y alegría” el lanzamiento de hoy de las instancias finales de los Juegos Bonaerenses ya que relató que “cuando empezamos a diseñarlos no sabíamos si iba a poder ser presencial este tramo”.

Los Juegos Bonaerenses son organizados por la Subsecretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y transcurren desde marzo de este año con más de 100.000 inscriptos e inscriptas de los 135 distritos.

Así, con la campaña de vacunación avanzada, el Ejecutivo decidió que los Juegos vuelvan a la presencialidad bajo los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias, luego de que en 2020 se realizara una edición virtual que permitió que esta política pública no sea interrumpida, otorgándole a más de 20.000 bonaerenses la posibilidad de competir y transmitir sus emociones a la distancia.