Viernes 01 de julio de 2022
25 JAN 2022 - 13:27 | Sociedad
Para poder cursar en forma presencial este año

Las universidades públicas comienzan a exigirles a sus alumnos la vacuna contra el covid

Las universidades nacionales de La Plata y de La Matanza ya lo resolvieron. Se sumaron algunas facultades regionales de la UTN.

Tres universidades nacionales comenzaron a pedir la vacunación contra el covid como requisito obligatorio para poder cursar de manera presencial. La primera fue la Universidad de La Plata y ahora la siguieron la Universidad de La Matanza y algunas facultades regionales de la UTN. Si bien desde el Ministerio de Educación nacional descartan aplicarlo a todo el sistema educativo superior, lo cierto es que las universidades tienen autonomía para decidirlo. Desde el Gobierno, prefirieron respetar esa autonomía y no hacer mayores comentarios. Sí señalaron que tomarán medidas para favorecer que la mayor cantidad de estudiantes lleguen vacunados al inicio de clases.

El Consejo Superior de la Universidad de La Matanza dictó una resolución que exige que todos los mayores de 13 que acudan a una actividad presencial tengan esquema de vacunación completo, esto es, dos dosis desde al menos 14 días previos a concurrir a las instanciones. La acreditación se puede hacer a través de la aplicación “Cuidar” o con la constancia en papel. Este virtual pase sanitario fue definido por la alta casa de estudios por los altos números de contagios que se desataron desde diciembre, con la tercera ola. Plantearon que así garantizarán una mayor seguridad sanitaria para estudiantes y docentes.

También aclararon que, en el caso de que se presenten no vacunados por motivos médicos, se evaluará caso por caso. Una persona que no se haya vacunado y no tenga una fundamentación médica deberá presentar, en tanto, un test negativo para poder ingresar a la universidad.

La Universidad de La Matanza está dictando los cursos de verano, que son mitad presenciales, mitad virtuales, pero el objetivo es arrancar las clases el 28 de marzo con presencialidad plena y con la condición de que quienes asistan se vacunen.

En tanto, la Universidad de La Plata ya había instalado esa condición el año pasado y se mantendrá durante este año. Desde noviembre de 2021, la UNLP exigió a quienes concurran de manera presencial que acrediten al menos una dosis de la vacuna contra el covid. Este año cambiará el requisito: deberán tener al menos dos dosis para poder tomar clases presenciales. En esa casa de estudios indicaron que están adaptando los protocolos según las nuevas definiciones para contactos estrechos y aislamientos (por ejemplo, ya no es necesario que se aislen los docentes vacunados que haya sido contactos estrechos y sean asintomáticos).

Por su parte,  la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) está comenzando el mismo camino de instaurar como requisito la vacunación. Ya en dos de sus sedes, las regionales de Tucumán y Haedo, comenzaron a pedir el pase sanitario.

Desde el Ministerio de Educación nacional, se limitaron a señalar que respetan la autonomía de cada universidad para tomar decisiones. "El ministerio está trabajando en una campaña de persuasión que tiene como objetivo la vacunación en los distintos segmentos y para completar los esquemas", sostuvieron desde la cartera que conduce Jaime Perczyk.

Tanto el CIN, que reúne a los rectores de las universidades públicas, como el CRUP, que nuclea a las privadas, ya advirtieron que este tipo de decisiones son particulares de cada institución y que no hay una medida colectiva que se esté implementando en todas las casas de estudios a la vez.

Por el momento, la UBA no dio señales de sumarse a la iniciativa: el gobierno porteño es mayormente contrario al pase sanitario, así que no se los exigirá, y el gobierno nacional no va a darle instrucciones a una universidad autónoma, por lo que es improbable que se implemente en esa institución. Sí lo harían si hubiera una disposición general sobre el territorio, que hoy no existe.

Otras universidades, en tanto, prefieren esperar a ver cómo evolucionan los casos en febrero para tomar algún tipo de decisión antes de que empiecen las clases en marzo. Muchas de ellas es probable que mantengan alguna instancia de cursada remota, combinada con instancias presenciales.

Desde el gobierno nacional avanzan con la idea de que el sistema educativo funcione este año con presencialidad en todos los niveles, para dejar atrás los problemas que causó la necesidad de pasar a un sistema remoto durante 2020 y parte de 2021. No habrá entonces exigencia de vacunación obligatoria en los niveles inicial, primario y secundario, pero sí en algunas universidades.