Viernes 01 de julio de 2022
04 MAR 2022 - 11:07 | Sociedad
Policiales

Un vecino de San Clemente resistió a los tiros un robo en Aldo Bonzi

Dos delincuentes le robaron la camioneta y quisieron llevarse la riñonera pero el hombre de 68 años se defendió a los tiros del atacante, que respondió de la misma manera.

El enfrentamiento quedó registrado por las cámaras de seguridad. Sin embargo, los delincuentes continúan prófugos.

Rubén, un vecino de San Clemente del Tuyú de 68 años, fue víctima junto a su esposa del robo de su camioneta en Aldo Bonzi (Gran Buenos Aires), donde se encontraba temporalmente debido a un tratamiento de salud. Sucedió el martes a las 20:20 sobre la calle Cochrane, entre Pinedo y Pilcomayo, cuando fueron interceptados por 2 delincuentes.

El episodio fue registrado por cámaras de seguridad. En las imágenes se observa que Rubén estaciona su camioneta Toyota SW4, en la que viajaba junto a su esposa, y, unos segundos después, aparece en escena la Volkswagen Suran blanca en la que se movilizaban los asaltantes, que venían siguiendo a las víctimas.

Según informaron fuentes policiales a Infobae, los 2 asaltantes se bajaron. Uno de ellos estaba armado y tomó poder de la Toyota, mientras que su cómplice le quiso arrebatar la riñonera a Rubén antes de irse. Sin embargo, el hombre se resistió, forcejeó y se alejó unos metros.

Ante esta situación, el ladrón retrocedió sobre sus pasos, tomó el revólver que sostenía el otro delincuente y volvió hacía Rubén para intentar otra vez quitarle la riñonera. Pero esta vez, la víctima sacó su arma Bersa Thunder calibre .45 y abrió fuego. Comenzó así un tiroteo en el que se contabilizaron al menos 10 disparos.

En las imágenes se ve a Rubén caer de espaldas al suelo. El hombre explicó que no se tropezó, como aparenta el video: “Me tiré para atrás, porque como tenía al ladrón a 5 metros y me tiraba al bulto, quise que no tuviera tanto espacio de tiro”, comentó en declaraciones a la prensa.

Durante el enfrentamiento armado efectuó 5 disparos y, al parecer, también hirió al delincuente que se llevó su camioneta. “Me arrepiento de no haber tenido un cargador más”, dijo Rubén, que es dueño de una empresa de seguridad privada.

Los ladrones finalmente escaparon con la camioneta del empresario, que fue encontrado más tarde abandonado cerca de Camino de Cintura y Uyuni, a la altura de la localidad bonaerense de Ciudad Evita, donde un testigo declaró ante la Policía Bonaerense que vio cuando bajaba el asaltante herido del coche y se subía a la Suran.

En las pericias que se le hicieron al interior de la camioneta, la Policía Científica halló manchas de sangre del ladrón baleado por el dueño de la Toyota SW4. También se encontraron 5 vainas servidas calibre .45, una vaina 9 milímetros y un cartucho intacto de idéntico calibre.

El caso es investigado por el fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº3 de La Matanza, quien investiga el caso como un robo calificado y ordenó el relevamiento de hospitales de la zona para establecer si el delincuente herido fue en busca de atención.

Rubén resultó ileso y aseguró que se defendería a tiros nuevamente en caso de ser asaltado: “Lo volvería hacer, sí. Tengo que preservar a mi familia y mis bienes”. En esa línea, cuestionó: “Creo que todo el Conurbano se siente indefenso. Y ante la ausencia del Estado, uno tiene que crearse una autodefensa”.

El empresario contó que nunca atravesó una situación similar, pero que de todas formas siempre está preparado. “Vengo de un lugar en el que no estamos acostumbrados a esto. Donde vivo, dejás los vehículos con las llaves puestas y no pasa nada. Pero al venir acá entrás a un territorio salvaje en el que te ves en la posibilidad de que podés ser interceptado y agredido”, lamentó.

Los delincuentes continúan prófugos. Rubén calcula que tienen entre 28 y 34 años. También sospecha que tenían otro auto de apoyo. Según fuentes policiales, podría ser una utilitaria Renault Kangoo, aunque se investiga la posibilidad de que se trate de un conductor que -al encontrarse de frente con los ladrones- dio marcha atrás para escapar del lugar.