Martes 28 de junio de 2022
29 APR 2022 - 20:37 | Sociedad

Mañana habrá eclipse parcial de sol: a qué hora se puede ver desde la Costa Atlántica

La luna tapará un 39% de la superficie solar. Cuál es la forma correcta de disfrutar el espectáculo.

La luna cubrirá parte de la superficie solar este sábado.

Mañana tendrá lugar el primer eclipse solar parcial del año cuando la luna se interpondrá entre el sol y la tierra cubriendo 39% de su superficie.

El eclipse solar iniciará a las 17.42 de Argentina y su pico máximo será a las 18.09. La duración tiene un promedio de 5 a 7 minutos. El resto del eclipse no será visible desde Argentina.

“Cuando la luna se interpone entre el sol y la tierra se produce un eclipse de sol, pero para que sea total, el cono de sombra de la luna tiene que llegar a tocar la tierra y no es este caso ya que es el cono de penumbra el que la toca, entonces no se oculta por completo el disco del sol”, explicó Beatriz García, investigadora del Conicet.

García enfatizó en la necesidad de los cuidados para aquellos que quieran apreciar el evento astronómico, y remarcó que “hay que utilizar filtros especiales” o verlo “por proyección o con cámara oscura”, y que “hay que tener cuidado para no dañar la vista”.

“Por más que el sol esté en el poniente es malo mirarlo, no hay que usar radiografías, ni lentes oscuros, ni vidrios ennegrecidos, ni películas veladas”, advirtió la astrónoma, y agregó que una herramienta casera que se puede utilizar “es el colador, hay que dejar pasar la luz del Sol y buscar el enfoque en la pared o el piso, donde se proyecta la imagen”.

Si bien los eclipses solares parciales no son tan “convocantes” como los totales, “este evento se ha vuelto un poquito famoso porque viene acompañado de otro que sucederá en dos semanas que será uno lunar total”.

Entre la noche del 15 y la madrugada del 16 de mayo (alrededor de la 1.00) se producirá un eclipse total de luna, un fenómeno que ocurre cuando la Tierra se interpone entre el sol y la luna, y produce un cono de sombra que oscurece al satélite y no hace que ésta desaparezca, sino que se vea enrojecida.