Sábado 02 de julio de 2022
13 MAY 2022 - 11:05 | Sociedad
Policiales

Mar del Plata: tras 40 días de agonía, murió el hombre atacado con un botellazo en un cumpleaños

Estaba internado en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA). Por el homicidio hay un hombre detenido y otro prófugo.

Juan Manuel Averillo Bonavía había llegado al HIGA en la madrugada del 3 de abril, con un severo traumatismo de cráneo.

Un hombre de 40 años que a principios de abril había sido atacado a botellazos por otro en un cumpleaños en Mar del Plata falleció en las últimas horas, luego de permanecer internado en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) durante 40 días.

Juan Manuel Averillo Bonavía (40) llegó al HIGA en la madrugada del 3 de abril, con un severo traumatismo de cráneo. Su cuadro clínico era tan complicado que en más de un mes de internación no mostró mejorías y en la tarde de ayer se produjo su deceso, informó La Capital.

Por el ataque está detenido desde el 14 de abril Pablo Sebastian “Chanchi” Bettes (42), a quien la fiscal Romina Díaz le imputó las lesiones graves aunque ahora deberá afrontar cargos por el delito de homicidio.

El origen de las lesiones que le terminaron costando la vida a Averillo Bonavía ocurrió a la salida de una fiesta de cumpleaños en una vivienda del barrio Libertad. De acuerdo a los testigos, a pocos metros de allí, cuando la celebración ya terminaba, dos hombres le cuestionaron a Averillo una actitud (guiñarle el ojo a su esposa) que había tenido “durante el baile”.

A partir de ese planteo comenzó una discusión que acabó cuando el agresor tomó una botella de vidrio y la destrozó contra la cabeza de Averillo. Tras el golpe, los dos atacantes (uno de ellos, para la fiscal Díaz, fue Bettes) escaparon, mientras que familiares de la víctima la trasladaron a la sala de primeros auxilios “Ameghino”, donde se le brindaron las primeras atenciones, para luego ser derivado al HIGA en una ambulancia del SAME.

En los días siguientes la Justicia de Garantías autorizó el allanamiento de la casa de Bettes, en Castelli al 9100, y allí lo detuvo. Mientras tanto sigue la búsqueda del segundo implicado, quien también participó en el ataque.