Lunes 26 de septiembre de 2022
21 SEP 2022 - 10:41 | Sociedad

Día Mundial del Alzheimer: el rol del ajedrez para reducir su presencia

La Organización Mundial de la Salud lo celebra desde 1994. Qué aspectos pueden aminorar esta enfermedad considerada la epidemia del siglo XXI.

El Día Mundial del Alzheimer se conmemora desde hace 28 años.

El Alzheimer es una enfermedad mental incurable que va degenerando las células nerviosas del cerebro y disminuyendo la masa cerebral. Se manifiesta en dificultades en el lenguaje, pérdida del sentido de la orientación y dificultades para la resolución de problemas sencillos de la vida cotidiana.

El primer Día Mundial del Alzheimer se celebró en 1994. Con su conmemoración, la Organización Mundial de la Salud busca concientizar sobre esta enfermedad, que afecta no solo a los pacientes sino también a los cuidadores directos y familiares. Hasta el momento no existe un tratamiento para prevenir la enfermedad ni para frenar el avance, pero sí rutinas y actividades que pueden retrasar el deterioro que causa la enfermedad.

Estudios científicos avalan al ajedrez como un entrenamiento cognitivo capaz de retrasar el riesgo de Alzheimer u otra demencia senil. No se trata de que una persona mayor pretenda ser un jugador/a de competición, pero sí de utilizarlo como actividad donde la mente está “en un gimnasio”, como cuando las personas hacen musculación.

En el año 2003, el Instituto Albert Einstein de Nueva York estudió a 469 ancianos haciendo actividades como juegos mentales, gimnasio, aprendizaje de idiomas, tocar instrumentos musicales, caminar por el monte, debatir, etc. Quienes más aumentaron la reserva cognitiva (un depósito cerebral; cuanto más lleno esté, menos riesgo de demencia senil) a una edad en que lo normal es su disminución fueron los que jugaron al ajedrez y al bridge, seguidos de quienes se dedicaron a bailar (requiere una gran coordinación entre el cerebro y el resto del cuerpo).

Otro estudio publicado en la revista Neurology de Estados Unidos afirma que el ajedrez desarrolla mucho la memoria y la concentración, que son precisamente dos de los campos que el Alzheimer ataca primero; los casos conocidos de ajedrecistas con demencia senil son poquísimos, comparados con el resto de la población.

El ajedrez está erróneamente vinculado a la inteligencia o a las mentes privilegiadas, algo que Leontxo García, periodista español especializado en este deporte y uno de los mayores impulsores de su práctica como gimnasio mental, quiere desmitificar: “Si quieres ser un gran maestro de ajedrez tienes que trabajar duro, pero si quieres sólo disfrutar alcanza con unas cuantas horas para conocer las reglas básicas, los principios más importantes de estrategia y táctica. No importa ni la edad, ni el estado de salud ni mucho menos el nivel de inteligencia”.