Jueves 08 de diciembre de 2022
22 NOV 2022 - 18:55 | Sociedad

Los que retrasaron el regreso hasta después del partido de la Selección Argentina colmaron las rutas

Al mediodía era muy intenso el paso de vehículos por Dolores, desde la Costa Atlántica.

Muchos turistas decidieron regresar luego del partido de la Selección Argentina.

El mediodía encontró un intenso tránsito de automovilistas en la zona de Dolores, regresando de la Costa Atlántica por las rutas 2 y 63. Es que muchos de los que colmaron los destinos turísticos durante el último fin de semana largo estiraron el descanso hasta la mañana de hoy, pero empezaron a retornar luego del partido de debut de la Selección nacional en el Mundial de Qatar.

El fuerte de los automovilistas que regresaron de las ciudades de la costa ubicadas entre San Clemente y Mar del Plata lo hizo en la tarde del lunes, cuando el tránsito de vehículos fue notorio. Si bien es normal que el primer día hábil después de un feriado largo sea un momento de mucha circulación, fue notable la sincronización de los viajeros con respecto a la trasmisión del partido que la Argentina perdió por 2 a 1 contra Arabia Saudita: todos esperaron ver la trasmisión, por lo que es de suponer que se trató de un triste regreso.

No se puede decir lo mismo de los números de la actividad turística en este finde extra-large. Según los datos oficiales, la ocupación en el Partido de La Costa fue del 90%, un porcentaje que lo coloca, junto con Tandil, como los destinos más elegidos para el período.

Por su parte, Pinamar, Villa Gesell y Mar del Plata tuvieron una ocupación del 80%, en tanto que Miramar registró el 70%. El otro destino de la provincia que registró altísima ocupación fue Sierra de la Ventana, con 65%.

Esta situación se repitió en numerosos destinos tradicionales y emergentes del país, al punto que Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que desde el viernes 18 al lunes 21, los turistas gastaron $25.538 millones en las regiones que forman parte del circuito turístico nacional.