Lunes 30 de enero de 2023
27 NOV 2022 - 19:16 | Sociedad

La sequía en la provincia empeoró y hay más de 6 millones de hectáreas afectadas

Desde Carbap afirmaron que la situación de la sequía en el territorio bonaerense está “peor”.

Las heladas tardías quemaron el poco trigo que estaba bueno.

La situación de los campos en la provincia de Buenos Aires por la sequia histórica “empeoró” y afecta a unos “6 o 7 millones de hectáreas”, afirmó Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). Añadió que al bajo perfil de agua en los suelos se le suman las altas temperaturas de los últimos días y “para colmo, las heladas tardías quemaron el poco trigo que estaba bueno”. Por otra parte, el titular de la entidad agropecuaria aseguró que el “dólar soja 2” anunciado por el Gobierno no es más que “un parche”.

“La situación por la sequía está peor”, contó Salaverri a Radio Provincia. “Entendíamos que iba a haber unos 42, 43 distritos que se iba a presentar en emergencia y en realidad la presentación fue por más de 60. Se ven situaciones muy angustiantes, no solo de la parte agrícola donde ya directamente se ha perdido la cosecha de trigo, sino que el gran problema que se está viendo ahora es la situación del alimento de los animales. No hay pasturas naturales. No se pudieron salvar del verano y no hay existencia de reservas para el invierno”.

Acerca de si se puede hacer una estimación de pérdidas en el sector, el titular de Carbap dijo que “desde el punto d vista agrícola se verá cuando termine la cosecha de trigo, pero diría que el gran problema va a ser también que hay pérdidas que no son mensurables en la emergencia y que tiene que ver con los contratistas. Los contratistas rurales, que alquilan los campos y que trabajan para hacer 5.000 hectáreas al año hoy no lo van a poder hacer, entonces el problema que tiene no está producido por por el costo que invirtió sino por la imposibilidad de generar recursos”
Salaverri afirmó que la situación por la sequía está “peor”.

“Hablamos de unos 63 distritos afectados en la provincia de Buenos Aires, si cada uno tiene un promedio de 150.000 hectáreas, entonces hay unos 6, 7 millones de hectáreas afectadas. Si bien las últimas lluvias lograron que se pueda sembrar soja en el oeste bonaerense, el problema es que en el resto de la provincia el nivel o perfil de agua está muy abajo, por debajo de los 6 metros. Si el productor siembra pero al tiempo tiene 37 grados de temperatura, el suelo de va secando y la planta no puede tomar agua”, insistió.

Mientras que a esto se le suma “algo que este año fue tremendo, se mezcló un esquema de sequía con un tema de heladas muy fuerte y muy tardía. Las últimas heladas fueron a fines de octubre, principios de noviembre, una situación irreal, eso quemó mucho trigo que estaba bueno”.

 

ARCHIVADO EN: