Sábado 25 de mayo de 2024
18 JAN 2023 - 21:40 | Sociedad

Multitudinario acto en Dolores al cumplirse tres años del asesinato de Fernando Báez Sosa

El anfiteatro del Parque Libres del Sur estuvo colmado en el pedido de justicia. Se vivieron momentos muy emotivos.

Miles de personas se convocaron para acompañar a los padres de Fernando al cumplirse tres años del crimen.

Dolores no es una ciudad acostumbrada a marchas multitudinarias. Por eso sorprendió más la convocatoria de esta tarde al homenaje por el tercer aniversario de la muerte de Fernando Báez Sosa.

La fecha coincidió con el día en que terminaron los testimonios en el juicio que se le sigue a los ocho acusados de la golpiza que le ocasionó la muerte a la salida de un boliche en Villa Gesell, en el verano de 2020.

Velas y celulares encendidos se levantaron en el anfiteatro del parque Libres del Sur en el que más de 2.500 personas se dieron cita para participar del homenaje.

Globos blancos al cielo dieron inicio al acto que contó con la participación de algunos famosos como Flavio Mendoza o Marcos Di Palma, pero sobre todo de muchísima gente de a pie, que se llegó hasta Dolores para acompañar a la familia Báez Sosa.

Cecilia Suárez Paz cantó un tema dedicado a Fernando y luego, el equipo de Fernando Burlando, abogado de la familia, pasó al frente y recibió una ovación.

Un comunicado del Inadi -cuya interventora, Greta Pena, también estaba presente en el acto- pidió construir nuevas masculinidades y nuevas formas de vivir la nocturnidad.

Para cerrar, representantes de diversos credos dejaron sus oraciones por la memoria de Fernando y para que Silvino y Graciela encuentren paz y consuelo.

 

AGRADECIMIENTO

Silvino y Graciela, los padres de Fernando agradecieron al cierre del acto. “Nos están dando una fuerza enorme para seguir exigiendo justicia”, dijo el padre, al tiempo que agradeció “la posibilidad de ayudar a otros. Nosotros somos un brazo de Fernando, que le gustaba ayudar”.

Además, pidió a la justicia “castigo ejemplar para que los jóvenes que ahora están en la playa, puedan volver a sus casas después de unas vacaciones”.

Graciela, por su parte, dijo: “En el juicio vi varias veces como golpeaban a mi hijo, como lo discriminaban por su color de piel”.

“Sigo esperando que regrese”, expresó entre lágrimas. “Nunca tendré nietos”, dijo conmovida y agregó: “Se quedó trunco en el camino todo lo que hizo mi hijo para llegar donde estaba”.

“No vine a buscar venganza, sino justicia para que mi hijo pueda descansar en paz”, expresó en diálogo con el público que le gritaba: “Fuerza”.