Jueves 18 de abril de 2024
28 JAN 2023 - 14:27 | Sociedad

Sequía histórica: preocupa la situación de las lagunas bonaerenses

Producto del fenómeno meteorológico de La Niña que provoca extensos periodos sin lluvia, los espejos de agua bonaerenses registran una bajante sin precedentes.

La laguna de Chascomús es una de las más comprometidas.

Las lagunas de la Provincia de Buenos Aires, atraviesan una sequía histórica, la peor de los últimos 15 años. El Científico del CONICET, Federico Ballarini compartió en sus redes una situación que viene alertando hace varios meses: "Se secan las lagunas encadenadas del Río Salado (Vitel, Chascomús, Adela, Del Burro, Chis-Chis, etc) en la Prov. de Buenos Aires. La muerte de animales es descomunal", relató el científico que compartió un video en el que se pueden ver una gran cantidad de peces muertos.

Según visitantes de la ciudad de Chascomús, los accesos a la laguna "son puro barro y piedras y no dan ganas de entrar al agua, que de por si está lejos". El agua desciende cada vez más y la única solución es la lluvia.

En el caso de San Vicente, el espejo de 30 hectáreas tiene alrededor de la mitad de su superficie sin agua, y ya se empieza a notar el crecimiento de vegetación en el mismo fondo de la laguna. Para los vecinos, ya se volvió una costumbre caminar o hasta andar en bicicleta por el mismo suelo que antes tenía hasta dos metros de agua por encima.

El fenómeno es regional. En lagunas cercanas de grandes proporciones, como la de Lobos, Chascomús o Navarro, también se ven los efectos de la sequía. En Navarro la situación es especialmente crítica: el agua desapareció del todo y ya hay vegetación creciendo en el fondo.

Según el último informe de sequía de la Dirección Nacional de Riesgo y Emergencia Agropecuaria, durante el mes de diciembre se observó un incremento de 10 millones de hectáreas respecto al mes pasado, totalizando 175 millones de hectáreas en riesgo de sequía en el país: "El incremento obedece a la extensión de las condiciones de sequía al norte del país.

También se destaca el aumento del área en sequía severa con la incorporación de 4,5 millones de hectáreas que empeoraron su condición", detallan.