Martes 05 de marzo de 2024
18 APR 2023 - 12:46 | Sociedad
Turismo

Santa Clara del Mar y Mar del Plata: por qué son las mecas de la pesca embarcada

Se convirtieron en los últimos años en las predilectas de los amantes de la pesca deportiva y embarcada mar adentro para practicar la pesca de altura, media altura y variada.

A diferencia de la pesca desde la escollera, la pesca embarcada permite buscar ejemplares de una variada cantidad de especies en distintos lugares y profundidades.

La pesca embarcada es una de las actividades más populares entre los fanáticos de este deporte, que eligen en cualquier momento del año dos localidades de la Costa Atlántica bonaerense para adentrarse en el océano y capturar tiburones, pejerreyes o salmones, entre una variedad de especies marinas que habitan esas aguas.

Por su riqueza ictícola y por su infraestructura, Santa Clara del Mar y Mar del Plata se convirtieron en los últimos años en las predilectas de los amantes de la pesca deportiva y embarcada mar adentro para practicar la pesca de altura, media altura y variada, según un informe elaborado por Pablo Diéguez para la Agencia Télam.

La pesca embarcada consiste en una excursión en barco, lancha, semirrígido o gomón, que puede ir entre los 6 y 13 metros de eslora (largo), con grupos de 4 a 12 aficionados que parten al amanecer hacia aquellos puntos del mar que prometen tener el mejor pique de acuerdo al mes del año y, al mismo tiempo, disfrutan de un paisaje marino único.

Para disfrutar a pleno de la práctica de este deporte, el pescador puede optar por salir desde el puerto de Mar del Plata, en el partido de General Pueyrredon, o de la localidad lindera Santa Clara del Mar, en el municipio de Mar Chiquita, donde hay puestos de Prefectura Naval Argentina (PNA) que controlan el cumplimiento de cada medida de seguridad antes de que parta cada excursión.

La pesca embarcada le permite al aficionado buscar ejemplares en distintos sitios y profundidades del mar y, durante los meses de más calor, puede dar con variada cantidad de especies como salmón de mar, meros, lenguados, cazones, anchoa de banco, brótola y corvinas, según expertos consultados por Télam.

En tanto, durante el invierno, los pescadores que aún con el frío más intenso van mar adentro, encuentran especies como el pejerrey, besugo, mero, chernias, palometa, gatuzos y salmón.

Bimbo, uno de los guías más conocidos de la zona, con 10 años de experiencia en la pesca deportiva es, además de guardavidas, propietario de un semirrígido de 8 metros de eslora con el que organiza excursiones de pesca.

En diálogo con Télam precisó que "las excursiones son a pesca variada de mar, siendo la corvina la predominante en verano y la pescadilla en invierno", aunque aclaró que "en un día de pesca se pueden capturar hasta 10 especies diferentes".

"Se pueden pescar especies de tiburones como bacota, escalandrum, gatopardo o martillo", añadió, y explicó que en estos casos se aplica el principio de "devolución obligatoria por ser especies protegidas". En ese sentido, apuntó que "el proyecto de conservación es un trabajo conjunto entre biólogos y pescadores" de la zona.

"Para salir, dependemos claramente del estado del mar, que es muy variable por el viento y las olas; con suerte podemos entrar a pescar 15 días al mes. Vivimos mirando el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y sus mareas", añadió.

El guía explicó también que "las excursiones, que tienen una duración entre 4 y 5 horas, se programan como mínimo 24 horas antes y los pescadores cuentan con la caña de pescar, reel, bebida y comida" a bordo; aunque aclaró que "los más fanáticos suelen traer sus elementos de pesca".

Mariano, de la empresa de excursiones "El Salvador", ubicada en Santa Clara del Mar, explicó que cuentan con un semirrígido para 10 personas y "equipos ideales para esta zona, con cañas que no superen los 2,20 metros, de una potencia mínima de 15 libras, con plomadas de hasta 500 gramos y también les brindamos la carnada fresca".

"Con reel rotativo, con capacidad para almacenar por lo menos unos 250 metros de nylon del 0,60", destacó en un mensaje claro para los pescadores que saben que esa es una de las formas más seguras para conseguir grandes especímenes; aunque aclaró que "igualmente con un reel frontal de los grandes, se puede pescar sin ningún tipo de inconveniente"

"Una vez finalizada la excursión se pueden llevar el pescado como lo capturó o se lo limpiamos, le hacemos el fileteado y se lo lleva listo para cocinarlo en la parrilla, al disco o a la cacerola", contó Mariano.

En todos los casos, las embarcaciones zarpan bajo supervisión de Prefectura y cuentan con sus respectivos chalecos salvavidas para cada uno de los tripulantes, silbato, espejo, bengalas, brújulas, GPS, comunicación vía VHF, celulares y herramientas de geolocalización.

Aquafish, por su parte, cuenta con un crucero de casi 13 metros de eslora para la pesca de media altura y altura. "Leo", con 8 años de experiencia en pesca variada, sale del club de motonáutica. Sandokán, con 20 años de experiencia, ofrece travesías en su embarcación para aficionados de la pesca embarcada y deportiva, con reservas previas.