Domingo 14 de julio de 2024
31 AUG 2023 - 16:18 | Sociedad
Policiales

La Provincia: “Los maté porque me tenían cansado”, decía la carta que dejó el asesino de Olavarría

El hombre que mató a su pareja y al hijo de ella dejó una nota donde contó lo que hizo y por qué y explicó por qué ocultó los cadáveres en un freezer.

Los investigadores creen que el asesino utilizó una maza para cometer los crímenes.

Marcelo Fabián Ene (40), el hombre que asesinó a su pareja María Sandra Aguer (53) y al hijo adolescente de ella, y Thiago Contreras (13), y luego se suicidó, dejó una carta en la que confesó que cometió los ataques con una maza porque recibía “malos tratos” y lo “tenían cansado”.

En la misma misiva a la que accedió la Agencia Télam explica que congeló los cadáveres “para que los puedan velar”. De acuerdo a fuentes de la investigación, en una de las supuestas frases de la carta, el homicida escribió: “Los maté porque me tenían cansado”.

Además, en el texto, Ene hizo referencia a que recibía “malos tratos de parte de la mujer”, dijo que estaba “cansado” de llegar del trabajo y “tener que hacer las cosas de la casa”, al tiempo que describió al hijo de 13 años de su pareja como un “maleducado”. “Todo era un problema, se quejaba de todo. El nene era muy contestador y maleducado”, escribió el hombre.

Finalmente, siempre según los voceros consultados por la agencia estatal Télam, explicó que decidió congelar los cuerpos de ambas víctimas en el freezer del domicilio “para que los puedan velar”.

La fiscal Paula Serrano, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada de Olavarría, aguardaba que en las próximas horas se realicen las autopsias al cuerpo de Ene y de sus víctimas.

De acuerdo a la pesquisa, los asesinatos, descubiertos ayer, se habrían cometido el pasado jueves, por lo que para realizar los estudios forenses de los cadáveres hallados en el freezer es necesario primero llevar a cabo un proceso de descongelamiento.

En la escena del doble crimen, los pesquisas secuestraron una maza que sería el elemento que Ene empleó para cometer los ataques según él mismo confesó en la que escribió carta antes de ahorcarse.

LA CARTA
"Yo sé que no se justifica lo que hice. Fue una reacción de la cual me arrepiento", escribió Marcelo Fabián Ene (40) al inicio del texto escrito a mano de dos carillas al que tuvo acceso Télam.

Al hacer referencia a que recibía malos tratos de parte de la mujer, dijo que estaba "cansado" de llegar del trabajo y tener que hacer las cosas de la casa como "cocinar", "lavar los platos" o hacer "los mandados".

"Yo era una mucama acá" y "me llenó los huevos" son otras de las frases de la carta del homicida, que está repleta de faltas de ortografía.

"Era algo insoportable y estresante llegar todos los días de trabajar y problemas tras problemas y yo no hacía más nada que trabajar, cocinar y dormir", señaló Ene en la carta donde además se quejó de que su mujer no lo dejaba hablar con sus amigos, tomarse una cerveza o salir con la excusa de hacer "un mandado" porque desconfiaba de la relación que podía tener con la almacenera.

"El jueves exploté", confesó y detalló cómo cometió los crímenes. "Me levanté sin decir nada, agarré el martillo, entré a la pieza sin mediar palabras y le di 10 martillazos en la cabeza y luego fui al futón y le di otros 10 martillazos al pendejo (sic)", a quien acusó de ser "maleducado, prepotente, caprichoso y altanero", entre otros calificativos.

"Fui un hijo de mil puta. Solo me queda pedir perdón, pero el perdón no arregla lo que hice. No le digan a mi vieja, tírenme al arroyo y listo", cierra la carta.

Finalmente, en una posdata, explicó que decidió congelar los cuerpos de ambas víctimas en el freezer del domicilio para poder velarlos. "Los metí al freezer para que puedan velarlos como corresponde", dice esa frase final.