Viernes 23 de febrero de 2024
02 NOV 2023 - 15:51 | Sociedad
Testimonios

Viajes de Fin de Curso: “Es más que un viaje de egresados: ayudó a cumplir el sueño de muchos”

Estudiantes que disfrutaron del Partido de La Costa y Mar del Plata gracias al programa de la Provincia ponderaron el valor de una política de Estado que promueve el turismo y ofrece una oportunidad única para los jóvenes.

Más de 300.000 alumnos participaron del programa Viajes de Fin de Curso al cabo de las 3 ediciones realizadas hasta el momento.

Esta semana finalizó la tercera edición de los Viajes de Fin de Curso, que alcanzó a más de 180.000 egresados y egresadas, lo que representa tres cuartas partes de la matrícula estudiantil provincial. Este programa instrumentado por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, destinada tanto a escuelas públicas como privadas de los 135 municipios bonaerenses, fomenta el turismo, el trabajo y la producción y uno de los ejes transversales de las políticas del gobernador Axel Kicillof: la identidad bonaerense.

La inmensidad del territorio provincial, que ofrece paisajes bien diversos, permite que los chicos y las chicas que cursan su último año disfruten de su viaje en destinos de ríos, lagunas, sierras y playas. Durante la edición 2023, los destinos turísticos que se beneficiaron con este programa fueron Mar del Plata, San Bernardo, Santa Teresita, San Clemente, Pinamar, Miramar, Mar Chiquita, Villa Gesell, Necochea, Tandil, Monte Hermoso, Sierra de la Ventana, Cañuelas, Escobar, Ramallo y San Pedro.

Esta política responde a otra de las búsquedas que encaró el ministerio que conduce Augusto Costa: la potenciación turística de la "temporada baja". En más de una ocasión, el ministro aseguró que al asumir, uno de los principales desafíos fue revertir la tendencia a la baja que tenía el turismo por fuera de la temporada de verano. 

Al cabo de las 3 ediciones de Viajes de Fin de Curso, la participación de más de 300.000 alumnos tuvo un impacto económico de $ 27.000 millones. Según indicaron desde la cartera productiva, el movimiento turístico estudiantil generó 5.600 puestos de trabajo. Además, 9 de cada 10 empresas debieron contratar más personas para brindar sus servicios. En cuanto al empleo joven, más de 1.500 jóvenes completaron las capacitaciones en Género y Salud brindadas por la Provincia, lo que les permitió trabajar como coordinadores en las distintas agencias del programa.

Cuando Kicillof anunció la tercera etapa de Viajes de Fin de Curso, la consideró "una política tremendamente exitosa" que "estuvo cuestionada desde el desconocimiento, la ignorancia y el prejuicio". Aseguró que "terminar la escuela significa cerrar un ciclo", lo que representa "un alto valor grupal, educativo y sentimental, porque es un cambio de etapa vital”. Según indicaron fuentes provinciales, en base a más de 20.000 encuestas observaron que el 97% de los estudiantes valoró positivamente su experiencia de viaje. Esa tendencia fue confirmada por las consultas realizadas por Buenos Aires/12 a jóvenes de diversos puntos de la Provincia.

Agustina Suárez es de Bartolomé Bavio, localidad de General Mansilla, uno de los pueblos que compone el municipio de Magdalena, y junto a sus compañeros de la Escuela Nº 6 viajaron a San Bernardo (Partido de La Costa). "Hicimos actividades de todo tipo, fuimos a un parque acuático, nos llevaron a un laberinto en Santa Teresita(N. de la R.: en realidad es en Las Toninas) y fuimos a la playa casi todos los días", contó Agustina. "Fue un viaje re lindo, alta experiencia y encima con amigos. Fueron los mejores cuatro días como promoción. Conocimos personas de otras localidades de la provincia, que también coincidieron en nuestro hotel. Incluso pegamos onda con los coordinadores, hasta al día de hoy seguimos comunicados entre todos", relató.

Al ser consultada sobre la dificultad de acceder al tradicional viaje de Bariloche, Agustina explicó: "Nos vino re bien, porque el viaje de egresados se empieza a pagar en cuarto año, y a nosotros nos tocó la pandemia", dice y cuenta que las empresas que los contactaron para venderles el viaje, querían que pagaran de manera apresurada, pero ante la incertidumbre ocasionada por el virus, su promoción decidió no viajar a Bariloche. "Todo cambió cuando una profesora nos comentó de este programa, y ahí nos anotamos. Me parece súper bien que exista esta posibilidad, ninguno de nosotros se podría haber pagado terrible viaje.En San Bernardo tuvimos todos los chiches, fue genial. Si algún chico lee esto, le digo que aproveche. Con mis compañeros fuimos casi todos peleados y el viaje nos unió un montón. Nunca estás solo, es terrible experiencia, conocés un montón de gente y lugares re lindos de la Provincia".

Brisa Antonella Acosta vive en el partido de Moreno, va a la Escuela Nº 76 y viajó a San Clemente del Tuyú (Partido de La Costa) junto a su curso. Señaló que el viaje "superó todas las expectativas", y aseguró: "Si tuviéramos la oportunidad de volver lo haríamos sin dudar. Fue una hermosa experiencia, me llevé el valor que tienen los pequeños momentos, que no siempre lo vemos; hoy en día, con mis compañeros no dejamos de recordarlo y reírnos, y extrañar". Brisa cuenta que visitaron el laberinto de Las Toninas, un vivero, una fábrica de alfajores, un parador en la playa donde había DJ, el Bosque de Aventuras, la playa y el boliche. "Me parece bien que el Estado haya brindado este viaje, porque es más que un viaje de egresados: ayudó a cumplir el sueño de muchos, aunque parezca exageración. Muchos no conocían estos hermosos destinos y no podrían haber pagado un viaje así", contó la joven, y le deja un mensaje a todos los egresados bonaerenses: "Si estás dudando de ir a ese viaje, no importa por qué, hacelo. Es una sola vez en la vida y es el último año ¿Por qué dejarlo pasar?".

Juan Martín Joglar es de Pablo Podestá, municipio de Tres de Febrero. Cursa sus estudios secundarios en el Colegio Shull de Ciudad Jardín y viajó a Mar del Plata gracias a los Viajes de Fin de Curso: "Estar con tus amigos es algo distinto, el viaje de egresados se vive tres veces: cuando lo soñás, cuando lo vivís y cuando lo recordás". Manifestó que "es una buena idea que el Estado provea el viaje a los ciudadanos carentes del dinero suficiente para financiarlo", pero alerta que "debería regularizarse, para que aquellos que ya han viajado a Bariloche, no ocupen el lugar de los que no pueden acceder al viaje tradicional. Es un viaje que hacés una sola vez en tu vida, es terrible la emoción y el sentimiento que se vive", relata.

Cabe recordar que Viajes de Fin de Curso cubre la totalidad de los gastos del viaje, que se extiende durante 4 días y 3 noches. Eso incluye el transporte, el alojamiento, la pensión completa, las excursiones y las actividades nocturnas, todo gestionado por agencias de turismo estudiantil previamente habilitadas. También incluye los gastos de padres o madres acompañantes, asistencia médica y seguros.