Martes 20 de febrero de 2024
27 NOV 2023 - 17:19 | Sociedad
Historias

Desde Dolores, en una camioneta modelo 80, buscan unir Ushuaia con Alaska

Sebastián y Carla van viajando a 70 km/h tratando de conocer el continente. La aventura de vivir en el camino.

Carla y Sebastián emprendieron su viaje hace tres meses.

Unir el continente americano de sur a norte, de Ushuaia a Alaska, partiendo de Dolores. Andar en una camioneta a 70 km/h, sin importar cuánto tiempo tome. Carla Giusto y Sebastián Defranco están llevando a cabo el viaje de sus sueños y descubriendo un nuevo sentido a sus vidas.

Salieron hace tres meses y planean llegar a Ushuaia en febrero o marzo y, a partir del punto más austral empezar a remontar el continente americano hasta llegar a Alaska. Se trasladan en una Toyota gasolera cabina simple, modelo 1980, sobre la que armaron un motorhome: “Vamos despacio”, aseguran a ENTRELINEAS.info, “porque si quisiéramos llegar en 10 días nos perderíamos muchas cosas”.

El viaje se empezó a planear hace ocho años y finalmente decidieron salir. “Lo que hacemos para solventar los gastos del viaje es vender cosas por el camino. En este momento estamos vendiendo cuadros, portallaves, gorras”, además de la página de pesca que tiene Sebastián.

“Nos vamos dando cuenta de que hay muchísima gente viajando en todo lo que te puedas imaginar, una gran cantidad sin logo ni red social”, explican y consideran que la pandemia en esto tuvo muchísimo que ver. “La gente que antes de la pandemia decía ‘me gustaría’, ahora lo está pensando muy seriamente en hacerlo y el que decía ‘en dos o tres años lo haré’, es la que está viajando”.

La experiencia del camino, para Sebastián y Carla, es la de la solidaridad. “La gente está muy dispuesta a ayudarte, se te acerca a preguntarte qué necesitás. Y nos dice ‘es mi sueño viajar de esta forma’”, sostienen.

“No tenemos una ruta planeada nunca”, aseguran, aunque no siempre fue así, porque salieron con todo muy planificado. “Pero nos dimos cuenta de que todo lo que habíamos planeado no lo podíamos cumplir, aunque quisiéramos: por cuestiones climáticas, porque nos gustó un lugar y nos quedamos, porque nos está dando beneficios económicos o porque en esa zona está buena la pesca”. Así que ahora lo único seguro que tienen es que en esta etapa han puesto rumbo a Ushuaia y, al momento de esta nota, están recorriendo los balnearios de la costa sur de la provincia.

¿Qué se aprende viajando? es la pregunta que surge en la charla. Carla, que dice que siempre fue una persona muy estructurada, resume diciendo: “Lo que aprendí es que podés tener otro estilo de vida en el que no precisás tantas cosas”.

Es que, en el proceso previo, fueron vendiendo todas sus cosas para juntar el dinero suficiente para emprender la aventura. Me costó muchísimo deshacerme de mis cosas y hoy me doy cuenta de qué poco necesarias son”, explica.

Ese proceso fue muy complicado, como relata Sebastián. “Al principio es una cuestión de plata, pero después llega la parte en que tenés que regalar algo que te regaló alguien, y eso es lo más difícil. Es todo un proceso bastante raro, porque mientras estábamos vendiendo todo, se nos rompió la camioneta. Y todo lo que habíamos juntado se nos fue en arreglarla”.

Ninguno de los dos tiene idea de mecánica, pero la elección de un vehículo modelo 80 no fue casual.  “Si ves a alguien que va viajando, lo hace con autos viejos, porque siempre va a haber alguien que te lo va a arreglar”, indican.

“Tenés que estar dispuesto a tener tiempo”, sintetizan ambos la aventura que se puede seguir por sus redes sociales como Giray.gira y en la parte de pesca en vivirpescando, en Instagram, YouTube y Facebook.