Lunes 15 de abril de 2024
10 JAN 2024 - 11:08 | Sociedad
La Región

Miramar: murió una mujer de 84 años y ya son dos las víctimas fatales por el temporal

La caída de “un gajo grande” de un árbol en Parque del Bicentenario le había provocado graves heridas.

El personal municipal y de Defensa Civil trabaja para remover los árboles caídos.

Una mujer de 84 años falleció en las últimas horas tras haber sufrido graves heridas por la caída de un árbol en medio del temporal que afectó a la ciudad de Miramar y ya son dos las víctimas fatales.

La mujer había sufrido en el marco del temporal la caída de “un gajo grande” de un árbol en el Parque del Bicentenario, lo que le provocó graves heridas, por las que fue trasladada a un instituto privado de salud de Miramar, donde terminó falleciendo, informó el diario La Capital.

Mientras tanto, distintos sectores de Miramar continuaban hoy sin luz y personal municipal y de bomberos trabajaba desde la madrugada en la remoción de árboles y estructuras caídas.

El intendente del partido de General Alvarado, Sebastián Ianantuony, señaló que el trabajo principal desde la noche del martes y durante la madrugada en la ciudad apuntaba a reestablecer el servicio eléctrico, afectado por la caída de árboles y postes de luz, y garantizar el suministro de agua para vecinos y turistas en plena temporada de verano.

El intendente precisó que “el servicio está reestablecido en gran parte de la ciudad, salvo en algunos sectores de la zona norte”.

Por otra parte, indicó que permanecía sin luz la localidad de Mar del Sur, ubicada dentro del partido a 18 kilómetros al sur de Miramar, por la caída de un árbol sobre una línea de media tensión.

Personal de Defensa civil, áreas de servicios y obras públicas del Municipio trabajaba a su vez en la remoción de decenas de árboles y ramas caídas a causa del viento.

En las tareas intervinieron además efectivos de bomberos de la ciudad, así como de las localidades vecinas de Comandante Nicanor Otamendi, Mechongué y Mar del Plata, que aportaron personal y equipos.

En la terminal de ómnibus local, el ascenso y descenso de pasajeros en plena temporada se realizaba en las inmediaciones, ya que el interior de la estación y las dársenas del playón de micros se encontraba acordonado debido a la caída que el viento produjo en parte de la estructura metálica del techo.

En los balnearios del extremo norte de la ciudad, en tanto, comenzaron desde el amanecer las tareas para acondicionar los sectores de carpas dañados por el temporal.

Continuaban a su vez los trabajos en comercios afectados en la zona de la Peatonal 21, y en la feria de emprendedores y artesanos, un espacio ubicado en pleno centro en el que trabajan 40 familias, que sufrió un daño importante en su estructura.