Jueves 23 de mayo de 2024
20 MAR 2024 - 14:47 | Sociedad
Historias

Castelli: un joven se convirtió en donante de médula ósea para una paciente de Francia

Tiene 28 años, es oriundo de Chascomús pero vive en Castelli y se había inscripto para donar hace 6 años.

La donación de médula ósea de Maxi Bardiero se concretó en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires.

Maximiliano Ezequiel Bardiero es oriundo de Chascomús pero vive en Castelli. Tiene 28 años y lo mueve la empatía y la solidaridad con el prójimo, aún si no conoce el destinatario de esas nobles y desinteresadas acciones. 

Por eso, hace un tiempo decidió participó como donante en la campaña de donación de sangre organizada por personal de Hemoterapia de Castelli y de la Provincia que se llevó a cabo en el Salón de Usos Múltiples “Juan Ricardo Setzes” de la Cooperativa de Usuarios de Electricidad y de Consumo de Castelli (CUECCA). 

Esa campaña de donación voluntaria de sangre contemplaba la posibilidad de inscribirse como donante de médula ósea, a lo que el joven castellense también accedió. “Yo me anoté como donante hace como seis años, cuando doné sangre en una de las colectas que se hacían en la Cooperativa”, contó Maxi en diálogo con Canal 4 de Castelli.   

El tiempo pasó sin que fuera necesario que esa inscripción se concretara en una donación efectiva de médula ósea.  “En noviembre (pasado) me llamaron del INCUCAI para ver si aún seguía con la decisión de ser donante porque era compatible con una paciente de Francia. Desde entonces siempre me mantuve en contacto con el INCUCAI, comencé con los análisis y la donación fue en el Hospital Alemán”, agregó. 

Donar sangre y médula ósea es un acto que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte para aquellos que luchan contra enfermedades graves como la leucemia. Cada donante potencial representa una esperanza renovada para pacientes en todo el mundo que necesitan un trasplante para sobrevivir. Y eso es algo que Maxi entendió perfectamente.

Cada año cientos de personas necesitan un donante de médula ósea para recuperar su salud y no cuentan con un donante compatible en su familia por lo que deben recurrir a un donante no emparentado. Por eso existen en el mundo los Registros de Donantes. 

En Argentina, gracias a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI las personas que necesitan un trasplante de médula ósea y no tienen un donante compatible dentro de su grupo familiar pueden acceder al mismo sin la necesidad de viajar al exterior.

Pueden inscribirse como donante de médula ósea todas las personas de 18 a 40 años que gocen de buena salud, pesen más de 50 kilos y no tengan antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas. Para más información, hacé click aquí

Es importante resaltar que el compromiso del donante de médula ósea es a largo plazo. Por eso, si cambias de domicilio, teléfono o correo electrónico tenés que informar tus nuevos datos al CPH escribiendo a [email protected] para que puedan contactarte si alguna persona que necesita un trasplante es compatible con vos.