Martes 25 de junio de 2024
19 MAY 2024 - 18:15 | Sociedad

La Región: cómo estará el clima durante la semana que comienza

Algunos especialistas no descartan la posibilidad de nevadas en la región.

En Dolores el día más frío será el 25 de mayo.

Comienza una nueva semana en la que el frío se va a notar, especialmente en varios distritos de la región.

En este sentido, desde el ​Servicio Meteorológico Nacional  informaron que en Dolores para este lunes 20 de mayo se registrará una mínima de 4° y una máxima de 15°, con un cielo parcialmente  nublado.

Estas condiciones se repetirán durante toda la semana, siendo el sábado 25 el día más frío de la semana con una mínima de 2 grados. La lluvia llegará durante el jueves y toda la jornada del viernes.

Situación similar se pronostican para localidades como Castelli, Maipú, General Guido y General.

Por su parte en el Partido de La Costa, Villa Gesell y Pinamar, si bien las temperaturas mínimas serán un poco más elevadas también se sentirá el frío, con valores máximos que no superarán los 16°. En estos distritos también se esperan lluvias en la previa del fin de semana.

Podría nevar en la Provincia de Buenos Aires 

Más allá de que estemos cursando pleno otoño y los primeros fríos aparecen en esta etapa del año, se están registrando unas bajas de temperaturas fuerte, ya que una ola invernal pasa por gran parte del territorio bonaerense, es por eso que se especula con la posibilidad de nevadas. 

Para que se produzca este fenómeno se tienen que dar algunas condiciones como:

Aire Frío: La temperatura en todas las capas de la atmósfera, desde la superficie hasta donde se forman las nubes, debe ser igual o inferior a 0°C. Esto es fundamental para que los copos de nieve se formen y no se derritan antes de llegar al suelo.

​​Precipitación: Deben existir las condiciones necesarias para que se produzcan precipitaciones, es decir, que el aire contenga suficiente humedad para formar nubes y que estas generen lluvia o nieve.

​​Humedad: La humedad en el aire debe ser suficiente para que se formen los cristales de hielo que componen los copos de nieve. Si el aire es demasiado seco, la precipitación caerá en forma de lluvia o aguanieve.