Martes 23 de julio de 2024
19 JUN 2024 - 13:39 | Sociedad
Judiciales

Dolores: conmovedor relato del hijo de Cynthia Filippone sobre el asesinato de su madre

La artesana de Villa Gesell murió desangrada frente a sus dos hijos, que entonces tenían 8 y 6 años.

El juicio por el crimen ocurrido en Villa Gesell se lleva a cabo en el Tribunal Oral Nº 1 de Dolores.

En la segunda jornada del juicio por el crimen de Cynthia Filippone, el hijo de la víctima prestó un conmovedor testimonio de los últimos minutos de vida de su madre. Salvador, que entonces tenía sólo 8 años, relató ante el Tribunal Oral Nº 1 de Dolores lo que sucedió la tarde del 5 de mayo de 2014 en la casa de Paseo 111 y Avenida 6 de Villa Gesell, luego de que llegara de la escuela junto con su hermana.

Nos pusimos a mirar televisión y mamá salió a colgar la ropa”, dijo. Luego, explicó, escuchó la puerta de la casa vecina donde vivía Simón Hernández, uno de los dos imputados, y posteriormente escuchó a su madre gritar. La secuencia continúa con Cynthia ingresando a la casa totalmente ensangrentada, pidiéndole que llamara a Daniel, su pareja y, además, padre de Simón. 

Salvador contó cómo Daniel le pidió que no le abriera la puerta a nadie y poco después llegó la policía, mientras Cynthia moría desangrada en el piso. “Yo esperé sentado; mi hermana se escondió en la habitación”, dijo el hijo mayor de Filippone.

Salvador relató que “mamá se quejaba porque Simón ponía la música fuerte”, recordó el joven respecto de esos momentos previos al terrible asesinato. Dijo, también, que después de lo sucedido no volvió a ver a Daniel Hernández más que una vez, cuatro o cinco años después del hecho, y que no volvieron a tener contacto con él.

El juicio comenzó ayer con una intensa jornada de testimonios que buscan aportar datos que permitan determinar la posible culpabilidad de los dos imputados que siguen con vida, Simón Hernández y Sergio “el Perro” Muñoz, ya que Diego “el Moneda” Enríquez, el tercer imputado, falleció hace unas semanas. 

En la primera jornada uno de los testigos se quebró e involucró en el homicidio de la mujer a Simón Hernández, Diego Enríquez y Sergio Muñoz. El joven, que había pertenecido a ese círculo de amigos, indicó que se sentía amenazado y pidió custodia para él y su familia. 

Durante su declaración abonó la hipótesis de que la idea era darle un susto a Cynthia y que “se les fue la mano”. También señaló a Daniel Hernandez, padre de Simón y pareja de Cynthia, como parte del tema. 

Por su parte, Luis Filippone, hermano de la artesana geselina, se mostró satisfecho con el desarrollo del juicio, manifestando que está saliendo a la luz la verdad de lo que sucedió.