Viernes 12 de julio de 2024
26 JUN 2024 - 12:34 | Sociedad
Judiciales

Dolores: piden condenas de 25 años para los implicados en el asesinato de la geselina Cynthia Filippone

La sentencia se conocerá el 10 de julio. La defensa de la familia de la artesana solicitó que también se investigue a Daniel Hernández, ex pareja de la víctima y padre de uno de los imputados.

El juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Nº 1 de Dolores por el femicidio de Cynthia constó de tres jornadas de debate.

La fiscalía pidió 25 años de prisión para Sergio Muñoz por el homicidio de Cynthia Filippone, la artesana de Villa Gesell que fue asesinada en 2014. A su vez, solicitó una medida de seguridad para Simón Hernández, dado que es considerado inimputable, por el mismo tiempo.

Además, la defensa de la familia Filippone solicitó que se investigue a Daniel Hernández, ex pareja de Cynthia y padre de Simón Hernández, como posible autor intelectual del delito de homicidio simple contra la artesana, un crimen que movilizó fuertemente a Villa Gesell hace 10 años.

Según lo que se relató extensamente en las tres jornadas de debate que comenzaron la semana pasada en el Tribunal Oral Nº 1 de Dolores, Cynthia murió desangrada frente a sus dos hijos de 8 y 6 años de edad a raíz de una herida en el cuello. Había salido a colgar la ropa cuando fue atacada por al menos dos hombres con un arma blanca y herida en el cuello. Alcanzó a ingresar a la vivienda, cerrar la puerta con llave y pedirle a su hijo que llamara a su pareja para que diera aviso a la policía. 

Simón Hernández, uno de los involucrados, vivía en la casa lindera y Cynthia había manifestado insistentemente sus quejas por el ruido, la música fuerte y el comportamiento de los visitantes al lugar, entre los que se encontraba “El Perro” Muñoz

Al juicio llegó también como imputado Diego “Moneda” Enríquez, otra persona del grupo de Hernández y Muñoz, pero falleció hace unos 30 días. La sentencia será leída el próximo 10 de julio a las 13:00, y entonces se podrá conocer la decisión del tribunal en este resonante caso.