Jueves 21 de febrero de 2019
16/12/2018 - 13:09 | Noticias | Deportes

Santiago de la Fuente, cómo es ser campeón mundial de tenis a los 16 años

Historias. El dolorense Santiago de la Fuente tiene 16 años y la valija llena de sueños y proyectos.

De la Fuente en este momento se ubica 48º en el ranking.

Este año fue duro, venía de cambiar de academia, no fue fácil y me estoy acostumbrando pero creo que este último mes dio sus frutos”. El dolorense Santiago de la Fuente descansa con su familia luego de haber ganado la XXXII Yucatán Cup FMT 2018 que se desarrolló en el Estado de Mérida, México. Frente al canadiense Liam Draxl logró el título de campeón mundial en su categoría, un jalón muy importante en una carrera que no para de crecer.

Para este torneo no se tenía mucha fe, porque “venía jugando más o menos, pero en México me vinieron bien las pelotas, perfecto a mi juego”.  Lo más duro del torneo, dice, “fue entrar a los partidos, porque venía jugando muchos partidos, single y dobles”. Sin embargo, “el público me ayudó mucho y creo que la clave fue un poco eso” y con eso logró dominar al cansancio y los nervios. “Me dolía todo, pero con las ganas de ganar y lo que me fue diciendo mi entrenador, lo pudimos sacar”, explica.

Preparándose para la gira de principios de año, Santiago apuesta a la posibilidad de entrar en los Grand Slam. En este momento está 48º en el ranking y así se proyecta para un 2019 todo expectativa. “Esto es lo que buscábamos a principios de año y este torneo fue clave”, sostiene aunque insiste en que se tiene “toda la fe del mundo”.

VIDA DE TENISTA

¿Cómo es la vida de un tenista de 16 años? “Es duro pero ya estoy acostumbrado”, dice recordando que está en Buenos Aires desde hace varios años. “Vivir solo te hace madurar mucho, ves las cosas de otro modo”, indica.

¿Y cuando viene un chico diciendo “yo quiero ser como vos”? “Les digo que implica mucho esfuerzo, levantarse temprano a entrenar y a veces no tengo ganas de entrenar”, señala. Pero esto implica “hay que encontrar las ganas” y, como se evidencia en toda la charla con él, Santi las está encontrando.