Viernes 22 de octubre de 2021
16 SEP 2021 - 17:07 | Culturas

Dolores: con Viviana Saccone y Rodolfo Ranni, retorna el teatro al Unione

En diálogo con ENTRELINEAS.INFO, la actriz habló sobre esta comedia y sobre la celebración que significa volver a la actividad teatral.

Viviana Saccone y Rodolfo Ranni protagonizan la obra “Divino Divorcio” en la reapertura del teatro Unione.

Este sábado vuelve el teatro al Unione, con la obra “Divino Divorcio” protagonizada por Viviana Saccone y Rodolfo Ranni. Si bien ya se han realizado espectáculos musicales –uno de la Orquesta Municipal y otro de Brian Simaldoni- vuelve al escenario una de las actividades favoritas de los dolorenses.

Pocas horas antes de la función, la actriz dialogó con ENTRELINEAS.INFO  y contó que se trata de “una comedia cuenta la historia de un matrimonio que después de 20 años de casados y muchas idas y vueltas deciden ponerle fin a la relación. Para eso quieren hacer un gran festejo invitando a todas las personas que han sido parte de sus vidas. La obra transcurre mientras se van preparando para ese evento”.

Tal como se anticipa, la obra “es muy divertida, irónica, bastante ácida por momentos, porque lo que cuenta son las desgracias que muchas veces compartimos en la convivencia, que no todo es color de rosa y son difíciles de transitar. Pero todo con mucho humor, porque es muy importante reírnos de nosotros mismos”.

Saccone relató que “estrenamos en enero en Carlos Paz y estuvimos de gira por toda la provincia de Córdoba durante el verano y nos fue tan bien que en marzo empezamos a salir por el resto del país. Es super bien recibida, el público nos agradece haberse reído un rato con nosotros”.

Pero, además de que “es una época en la que viene bien distraernos”, la actriz destacó que “algo que nos pasó desde el primer día fue que es una especie de celebración: la gente agradece poder estar en un teatro otra vez”.

Con respecto a la forma en que enfrentó la pandemia desde una actividad que fue de las más afectadas, Saccone dijo que “estaba haciendo una obra con Pepe Cibrián en Buenos Aires, con una gira comprometida, y de repente todo se paró. Fue un año muy difícil para todos. En mi caso pude subsistir dando clases de manera virtual. Si bien falta la calidez del contacto humano, la virtualidad fue de gran ayuda”.

También fue difícil ensayar en pandemia. “Nos adaptamos al nulo contacto, la obra tenía besos que no se hacen, a hacer todos los ensayos con barbijo, dejar ventanas abiertas”.

Sin embargo, concluyó en que “hay que cuidarse para poder seguir trabajando, empezar a estar atentos a un montón de cosas que en otro momento no era necesario”.