Jueves 13 de mayo de 2021
29 APR 2021 - 11:15 | Coronavirus
La segunda ola de Covid-19

Coronavirus: “Necesitamos que las restricciones se endurezcan más”, advirtió el viceministro de Salud de la Provincia

Nicolás Kreplak dijo que pese a que hubo una pequeña caída, a los centros sanitarios "siguen ingresando más pacientes de los que egresan". Indicó que “hay un promedio de 11.000 casos diarios y habría que bajarlo a menos de 3.000".

Kreplak contó que la población de riesgo de la Provincia está en 5,5 millones y 6 millones de personas y que ya hay 2,9 millones ya inmunizadas, incluyendo al personal de salud.

El viceministro de Salud de provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, consideró hoy necesario endurecer medidas de cuidado frente a la segunda ola de Coronavirus, ya que -según dijo- quedó probado que, si se reduce "la circulación, bajan los casos".

"Necesitamos que las restricciones se endurezcan más, hay que aprovechar que empezaron a bajar los casos y lograr que bajen más", dijo hoy el viceministro en declaraciones a El Destape Radio. Asimismo, afirmó que es "necesario tener un piso mucho más bajo del que tenemos ahora".

"La situación es de una cantidad de casos muy grande", informó el funcionario al referirse a la situación epidemiológica de la región AMBA. A la vez explicó que esa velocidad en el aumento de casos que venía muy rápido desde hacía dos semanas, se logró "enlentecer" a partir de las restricciones aplicadas desde el 16 de abril.

Kreplak precisó que en estos días ya se puede observar "una pequeña caída" en los casos. No obstante dijo que no alcanza porque el número de casos continúa muy alto, y hay "muchísimas posibilidades de que en algún momento el sistema de salud no esté a la altura de atender la demanda".

"Puede haber problemas en cualquier lugar, como la provisión de oxígeno, muchos tuvieron dificultades con las ambulancias, la capacidad de atención en las guardias, el sistema de salud está en un nivel de estrés muy grande", advirtió el viceministro, al tiempo que detalló que "siguen ingresando más pacientes de los que egresan".

En ese marco, consideró necesario "bajar mucho la cantidad de casos, a niveles más bajos de lo que empezó esta ola", y explicó que en la provincia de Buenos Aires hay un promedio de 11.000 casos diarios y habría que bajarlo "a menos de 3.000".

"La experiencia nos permite saber que cuando hay condiciones de aumento, no es lo mismo partir de 300 casos que de 3.000. Si no bajamos la base de casos nos puede agarrar el invierno con otra ola mucho más potente", consideró el sanitarista.