Jueves 21 de noviembre de 2019
12/09/2019 - 11:18 | Noticias | Política

La actividad inmobiliaria en la Provincia, con números alarmantes

El sector se encuentra virtualmente paralizado. La notoria caída en las operaciones, que se acerca a records históricos, y el cierre de inmobiliarias, las razones.

La proyección anualizada del sector estima una caída del 58% en las operaciones respecto de 2018.

Según las estadísticas del Colegio de Escribanos bonaerense (Colescba), hasta julio se habían realizado 40.920 operaciones inmobiliarias, cuando en este mismo lapso de 2018 se habían cerrado 68.818, 28,6% más que 2019. Y si se busca hacer una proyección anual, se estaría llegando a un piso histórico.

Los datos publicados por la entidad son anteriores a las PASO, por lo que se estima que la situación podría agravarse con la inestabilidad del dólar y la corrida cambiaria después de las elecciones primarias de agosto.

El propio vicepresidente del Colegio de Martilleros bonaerense, José María Sacco, reconoció en Ámbito que las operaciones llegaron a "marcas históricas negativas", con una actividad similar a la de 2001 y 2002. "Todo el mercado de compra venta de propiedades está virtualmente congelado al perderse los precios de referencia y eso afecta también al segmento de alquiler de viviendas", reconoció la entidad, presidida por Aníbal Fortuna.

En cuanto a la cantidad de hipotecas, en julio se contabilizaron 477, contra las 1.566 de 2018: una caída interanual de casi un 70%.

La crisis no es nueva: la compraventa de propiedades en el conurbano bonaerense había tenido una caída del 68,5% en comparación con el año pasado. El caso de las hipotecas fue más complejo: estuvo prácticamente paralizada porque el descenso fue del 86% (19.664 de 2018 contra las 2.634 de este 2019).

En el marco de la caída de operaciones, la ONG Defendamos Buenos Aires alertó que se cerraron más de 525 inmobiliarias en territorio bonaerense sólo en los primeros 4 meses del año. El director de la ONG, Javier Miglino, detalló que la ausencia de compradores de casas y la disminución de inquilinos, sumado a los tarifazos y a los aumentos en el alquiler, provocaron un alza en los gastos fijos: “Esto terminó con las inmobiliarias”, sintetizó.

En el marco de esta crisis que golpea duro al sector, los martilleros se reunirán el jueves y viernes de la próxima semana en un Congreso en Mar del Plata. Sin embargo, la agenda de esa cumbre sectorial no vislumbra el abordaje de este problema que atraviesa la industria. “De la única crisis que se va a hablar en el congreso es de la ‘Crisis Social en la Argentina’, en una charla de media hora a cargo del diputado Daniel Arroyo”, ironizó un operador inmobiliario consultado por Ámbito.