Domingo 13 de octubre de 2019
21/09/2019 - 20:10 | Noticias | Política

Como anticipo a las restricciones, en agosto la salida de capitales alcanzó un récord histórico

Superaron un nivel sin precedente, por la demanda de fondos y empresas.

La fuga de capitales superó los US$5900 millones.

La fuga de divisas, es decir, la salida de capitales del país o su ocultamiento con fines precautorios, alcanzó en agosto un récord histórico: llegó a US$5909 millones, duplicándose respecto del mes previo y en relación con igual mes del año previo.

Según informó el diario La Nación se trata de un monto que, además, deja muy atrás al anterior récord -por US$4616 millones- que dejó mayo de 2018, cuando la corrida contra el peso ya estaba lanzada. El dato se conoció ayer con la publicación del balance cambiario correspondiente a ese mes y, en realidad, no sorprende.

El desplome que ya habían mostrado las reservas del Banco Central (BCRA) al caer de los US$67.899 millones a fines de julio a US$54.100 millones solo un mes después (es decir, en US$13.799 millones o 20,33%) ya lo había anticipado.

Y las restricciones impuestas a la demanda de divisas al finalizar agosto por parte de un gobierno que había hecho un culto del libre movimiento de capitales (y hasta dispuesto mediante un megadecreto -27/2018- hace 22 meses que cualquier comercio que se inscribiera en el Registro de Operaciones de Cambios podría también funcionar "como agencia de cambios" para comprar y vender dólares), lo terminaron de certificar.

El nuevo máximo en el saldo deficitario que dejó la formación de activos externos se debió al fuerte salto que mostraron los egresos (marcaron también un récord al totalizar US$9594 millones, 19% más que en julio) y la disminución en paralelo de los ingresos por esta cuenta (US$3686 millones, los menores en el año y un monto 24% inferior al registrado en el mes previo).

La aceleración que transformó en estampida la salida de divisas (que ya venía a buen ritmo) se produjo por el shock generado por el contundente e inesperado resultado de las PASO en las previsiones de los agentes económicos.

Tras ese evento, la demanda neta privada más que se duplicó, lo que llevó al BCRA a vender reservas en el mercado para tratar de frenar la escalada del dólar por primera vez desde el lanzamiento del programa monetario y cambiario repactado con el FMI en octubre de 2018.

Los datos muestran que 1.300.000 personas humanas compraron de forma neta US$1873 millones (US$1516 millones para atesoramiento y US$356 millones para pagar operaciones, como viajes al exterior). "El 97% adquirió menos de US$10.000 por persona y la compra bruta per cápita fue de US$1738. Pero lo que movió el amperímetro fue la demanda de inversores institucionales y empresas.