Domingo 08 de diciembre de 2019
02/12/2019 - 15:44 | Noticias | Política
Justicia y Política

Lawfare: Cristina responsabilizó al gobierno de Macri por la persecución judicial en su contra

En la declaración indagatoria que realizó hoy en Comodoro Py, la vicepresidenta electa denunció que es víctima del lawfare y cuestionó el tribunal porque ya tiene la "condena escrita". “No me interesa. A mí me absolvió la historia y a ellos los va a condenar", dijo.

"No soy amiga de Lázaro Báez y nunca lo fui", aseguró la vicepresidenta electa, que declaró durante unas 4 horas. (Foto: Bernardino Ávila/Página 12)

La senadora Cristina Fernández de Kirchner prestó declaración indagatoria en la causa por la adjudicación de la pública vial en Santa Cruz a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, y el presunto pago de sobreprecios e incumplimientos en la construcción.

La dirigente peronista ingresó a las 9:39 a los tribunales de Comodoro Py. Lo hizo acompañada por su abogado Carlos Beraldi, quien presentó hoy un nuevo escrito para que se permita la trasmisión televisiva completa de la declaración.

Sin embargo, el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, presidido por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, volvió a rechazar la trasmisión, aunque los abogados defensores de otros acusados en el proceso manifestaron que "no había inconvenientes".

“¿No les parece de trascendencia pública que la vicepresidente electa esté acusada de integrar un asociación ilícita? Es una clase práctica del lawfare en la Argentina llevado a cabo por este tribunal”, se preguntó la ex mandataria al iniciar su exposición. “Lo que estamos viendo hoy aquí es una clase práctica de lawfare en la Argentina, llevado a cabo por los integrantes del tribunal”, agregó en declaraciones reproducidas por Ámbito.

Según consideró Cristina, el lawfare, que involucra a jueces, fiscales y algunos medios de comunicación, “se implementó para perseguir a los líderes políticos” de la oposición. "Fue un plan ideado por el gobierno saliente", remarcó, y mencionó que el gobierno de Mauricio Macri utilizó la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso y la UIF de Mariano Federici para "impulsar" las causas judiciales en contra de ex funcionarios K.

La legisladora aseguró que "el gobierno que se va tenía una mesa judicial donde decidía todo. Hasta decidía quién iba preso, quién no iba preso, qué empresario había que apretar para sacarle la empresa. Todo este plan fue ideado para una feroz e inédita persecución". Cristina resaltó que los magistrados ya tienen su "condena escrita" y agregó: “No me interesa. A mí me absolvió la historia y a ellos los va a condenar".

"Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas. No sé cómo tuve tiempo para gobernar este país", dijo la ex presidenta al cuestionar la "multiplicidad de procesamientos", y cuestionó que el juicio "está montado sobre la hipótesis de que Néstor Kirchner fue presidente para armar una asociación ilícita con un empresario de la construcción de Río Gallegos" para "saquear las arcas del Estado". Y dijo que esta causa se originó porque “había que traer de vuelta al FMI y para traer el Fondo había que convencer que el que desendeudó el país era un chorro y vino a saquear el país”.

Sobre el juez Claudio Bonadío dijo que ni siquiera la dejó tener tarjeta de crédito, ni a ella ni a sus hijos. "Tampoco sería justo cargar las tintas sobre Bonadío o Ercolini, dos jueces de grado. Estuve dos años sin fueros por voluntad propia, decidí no tener fueros, ya estaba en marcha la causa Hotesur, dólar futuro. No me dictaron la preventiva. Bastó que fuera electa senadora para que tres días antes me bajaran la prisión preventiva que obviamente no pudieron ejecutar porque tenía fueros. Buscaban la construcción mediática, los títulos de diarios: Cristina no va presa porque se ampara en los fueros", dijo.

Para "mentir hay que saber mentir, también como para todo es clave en los tiempos que vienen que los que hablen y las que hablen sepan de qué hablan, sino nos va a ir muy mal a los argentinos", concluyó, y pidió "perdón" por el tono exaltado.