Miércoles 03 de junio de 2020
03/04/2020 - 20:43 | Noticias | Política

Amparo de productores rurales de Castelli contra tributo para salud

Fue presentado en los tribunales de Dolores. El municipio decidió cobrar un tributo por única vez para ser destinado a la lucha contra el coronavirus.

Según la presentación, Echarren violó las constituciones nacional y provincial y la Ley Orgánica de las Municipalidades.

Un grupo de productores rurales de Castelli presentó un amparo colectivo contra la decisión del intendente de Castelli, Francisco Echarren, de cobrar una contribución para utilizarla en el sistema de salud. 

La presentación, hecha ante el juzgado civil y comercial Nº 2 de Dolores, a cargo de la jueza Daniela Galdos, pide una medida cautelar para que el municipio se abstenga de cobrar el tributo y que se refacture el resto de los impuestos que deben pagar hasta tanto se resuelva el juicio.

Según la presentación, el intendente violó las constituciones nacional y provincial y la Ley Orgánica de las Municipalidades por haber creado un impuesto por decreto, sin estar facultado para ello. “No salva el accionar del intendente que luego el concejo deliberante local, en sesión extraordinaria y sólo con concejales oficialistas, expresaron los peticionantes haya ratificado el decreto, ya que la Constitución expresamente lo sanciona con nulidad.”

También sostienen que se está generando una doble imposición al aplicarse sobre una base imponible al impuesto inmobiliario, y que además atenta contra el Pacto de Coparticipación Federal de impuestos.
Para Echarren, reelegido en octubre como intendente por el Frente de Todos, el propósito de este tributo es comprar insumos para el hospital local a fin de estar preparados contra el avance del COVID-19 y afrontar gastos extraordinarios, no sólo en salud, sino en seguridad y asistencia alimentaria.

El amparo fue iniciado por cuatro afectados, aunque no se descarta que se sumen otras personas. Al ser un amparo colectivo, los accionantes representan a toda la clase afectada, y próximamente se iniciará un plazo que fijará el juzgado para que quienes quieran participar del proceso puedan adherir, o bien manifestar que no tienen intención en hacerlo. La ventaja de esta clase de procesos es que se concentra en un solo juicio una multitud de procesos individuales, con ahorro de tiempo, dinero y recursos, que de otra manera saturarían a los tribunales.