Martes 28 de junio de 2022
31 MAR 2022 - 08:54 | Política
Política y Economía

Evalúan otorgar un bono a jubilados y pensionados

Desde el Gobierno nacional anunciarían un bono para jubilados y pensionados de la mínima, a fin de compensar la inflación.

El Gobierno nacional evalúa dar un bono de alrededor de 8 mil pesos a los jubilados y pensionados de ANSES, con el objetivo de paliar los efectos de la alta inflación registrada en el primer trimestre del año.

Según trascendió, el bono se efectuaría en el mes de abril y tendría a un universo de 5 millones de jubilados y pensionados como beneficiarios, casi el 60 por ciento del total.

El anuncio se realizaría en las próximas horas, luego de que se conocieran los datos de pobreza e indigencia, que marcaron una reducción entre el último semestre de 2020 y el de 2021, pero que aún continúan por encima de los niveles de pre pandemia.

El presidente Alberto Fernández había anunciado el mes pasado que debido a la fórmula de movilidad jubilatoria, las jubilaciones, pensiones y asignaciones comenzarían el año "ganándole a la inflación".

Sin embargo, debido a la alta inflación de febrero, explicada en particular por el aumento del 7,5% en el costo de los alimentos, la canasta alimentaria superó por poco más de un punto porcentual a la suba del 12,28% registrada en el sector.

Mientras que una jubilación mínima se encuentra en $32.630, es decir apenas por encima de la canasta alimentaria y muy por debajo de la canasta básica, en tanto que se requieren más de dos jubilaciones mínimas para alcanzarla.

La fórmula trimestral de movilidad jubilatoria vigente contempla el aumento de los salarios y de la recaudación. En 2020 y 2021 hubo bonos para las jubilaciones más bajas que no se integraron a los haberes, en tanto los de haberes medios y más altos no tuvieron ninguna compensación.

Luego de la fuerte caída del poder adquisitivo previsional entre septiembre de 2017 y diciembre 2019 del 19,5%, con los aumentos diferenciados por decreto de 2020 ( de entre el 24,3 y 35,3%) hubo una caída adicional para los haberes medios y más altos de hasta el 8,9%.