Sábado 01 de octubre de 2022
29 OCT 2018 - 08:48 | Sociedad

En la Provincia son muchas menos las mujeres magistradas

Aunque son mayoría en el Poder Judicial, en otros puestos pocas llegan a los cargos altos.

En Mar del Plata, Dolores, La Plata y cada una de las delegaciones del Poder Judicial bonaerense las mujeres son menos en cargos altos.

En el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires la cantidad de mujeres que acceden a cargos de la mayor responsabilidad es notoriamente menor al de hombres que sí lo hacen, una distorsión que resulta más llamativa si se toma en cuenta de que las trabajadoras constituyen mayoría en todos los departamentos judiciales bonaerenses.

Un estudio realizado por Centro de Formación e Investigación de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) señala que hay 26.492 integrantes en el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, de los cuales un 56% son mujeres. En todos los departamentos las mujeres sobrepasan el 50% de los empleados: en Dolores, por ejemplo, constituyen en 54,51 % de la fuerza laboral de los tribunales.

Sin embargo, en los niveles que corresponden a los diferentes niveles de magistrados –jueces, fiscales, defensores- la proporción de mujeres ocupando esos cargos desciende estrepitosamente. Hay un 14% menos de mujeres que hombres nombradas como juezas de primera instancia, fiscales o defensores. Pero a medida que se asciende en la pirámide de puestos de mayor jerarquía el problema es peor. No hay ninguna mujer en el tribunal de Casación Penal y una sola mujer accedió a la Corte bonaerense. 

En el nivel 21, que comprende a los jueces de Cámara, secretario de la Suprema Corte, fiscales generales y defensores generales, los hombres constituyen el 75% mientras que a las mujeres se les reserva sólo el 25% de los cargos, una notoria diferencia.

“Estos datos dan cuenta de lo que los estudios de género llaman “techo de cristal”, es decir, una limitación al ascenso laboral de las mujeres a los puestos de mayor jerarquía, que no están fundados en ninguna norma o dispositivo que actúe como obstáculo para ello”, dice al respecto el informe. Pero también existen diferencias de género “en los puestos de servicio, técnicos y los de obreros”. En este sentido, la AJB pidió “que se incorpore trabajadoras al sector de choferes y técnicos y que se equilibre la balanza en el sector de servicio (ordenanzas). 

Se propone que se recomiende que las ternas sean integradas por lo menos por una mujer y que los cargos que no requieran capacitación específica sean cubiertos por mujeres hasta lograr por lo menos la paridad”.

OTRAS REINVINDICACIONES
Por otra parte, el mismo informe reseña pedidos referidos a la situación de las mujeres en el Poder Judicial, como la creación de lactarios, las licencias por paternidad y por violencia de género y la implementación del cupo laboral transexual, travesti y transgénero, entre otros.